Que disfrutar en Villaviciosa en un fin de semana

Cuando el otoño se hace fuerte como estación, los paisajes muestran su lado más otoñal con la caída de las hojas. Una mezcla brillante de colores verdes, amarillos y marrones que cautivan a todos aquellos que deciden escaparse a visitar esos municipios más frondosos de España. Uno de esos destinos otoñales es Villaviciosa. Este municipio asturiano muestra su parte más otoñal en los paisajes, pero también ofrece una amplia riqueza cultural y gastronómica, aspectos fundamentales para disfrutar de unos días de descanso. Bien a través de las siguientes líneas, puedes descubrir algunos rincones especiales de Villaviciosa o si lo prefieres descubre más en esta página web.

Villaviciosa Asturias

Villaviciosa se encuentra, en términos geográficos, en el Principado de Asturias, en donde al norte limita con el mar Cantábrico y al sur con los concejos de Nava, Sariego, Piloña y Cabranes; al este, con Colunga y al oeste con Siero y Gijón. Esta ubicación es importante mencionarla porque Villaviciosa invita a ser visitada, pero sus cortas distancias respecto a otros enclaves permiten al visitante la realización de alguna excusión. Por el momento, nos centraremos en Villaviciosa, un municipio de huertas y frutales, en donde su seña de identidad es la manzana y, en consecuencia, la sidra. Villaviciosa es considerada como una de las capitales de la sidra. De hecho, allí se celebra el Festival de la Manzana y se ubica la popular y conocida fábrica de El Gaitero.  

Cultura y gastronomía

Pero aparte de tomar una sidra, Villaviciosa ofrece otra serie de encantes. Empecemos por sus paisajes, que en otoño muestra un colorido perfecto para todas las miradas, al tiempo que se trasmite y adquieren unas buenas dosis de tranquilidad. Lo deseado por todo visitante. Pero también hay cultura, como visitar la aldea de Tazones, en donde dejarse empapar por la historia asturiana, con sus hórreos, o por ver las casitas de marineros, en donde destaca la ‘Casa de las Conchas’. Luego hablaremos de la gastronomía, pero en esta aldea, hay mucho y bueno.

Que ver en Villaviciosa

Otro tesoro natural es la ría de Villaviciosa, la mayor de todas las que se encuentran en Asturias. Un rincón natural que es declarado Reserva Parcial, en donde es muy recomendable ver las aves acuáticas que hacen parada en ella. Las dunas, acantilados, playas y estuarios que rodean este tesoro natural bien merecen un par de buenos paseos. O un paseo también merece la extensa playa, y popular, de Rodiles. La riqueza paisajística se mezcla con la cultura, a través de las iglesias de estilo prerrománico y románico: San Salvador de Valdediós (conocida popularmente como “El Conventin), San Juan de Amandi, Monacal de Santa María, San Salvador de Fuentes y San Andrés de Bedriñana.

La cultura gastronómica cierra este círculo de un merecido fin de semana de descanso. En Villaviciosa, como en cualquier otro rincón del Principado de Asturias, se pueden encontrar buenos y baratos restaurantes en donde disfrutar de los manjares de la zona, como un buen pote, fabes en sus diferentes versiones o un pescado fresco de la misma zona.

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00