Qué ver en Siena y San Gimignano en un día

Tanto Siena como San Gimignano son considerados dos de los lugares más bonitos que ver en Toscana. Son más bien pequeñitos y están cerca el uno del otro, lo que hace que sean fantásticos para combinarlos en un solo día. Se puede ir perfectamente por libre con tren y autobús desde Florencia como yo misma hice. Podéis ver aquí cómo organizar este trayecto. Y para que vosotros también realicéis esta visita por libre, estos son los lugares que ver en Siena y San Gimignano en un día.

Qué ver en Siena

Siena es una pequeña localidad situada al sur de Florencia, en pleno centro de la Toscana. Tiene un centro histórico de carácter medieval declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Aunque hayas oído innumerables veces lo bonito que resulta, estoy convencida que superará tus expectativas. Y no sólo el interior de la ciudad te cautivará, también los hermosos paisajes que la rodean.

Siena es un lugar perfecto para perderse entre sus calles. La mejor forma de descubrirla es dejarse llevar hasta aparecer por sorpresa en pintorescos rincones llenos de encanto o en las plazas más turísticas.

 

Piazza de Campo

Sin duda una de las plazas más únicas y peculiares que he visto. Asombrosamente atractiva, esta plaza llena de personalidad, conserva su estilo medieval. Su particular forma en semicirculo y suelo en pendiente, recuerda a una grada para asistir a un espectáculo. Esto no es casualidad, aquí se celebra dos veces al año el Palio de Siena, una famosa carrera de caballos precedida por un espectacular desfile. La plaza del Campo es también el corazón de la vida de Siena.

La disposición en abanico de la plaza se remonta al s.XIII, cuando los Nueve Señores que gobernaban Siena, decidieron construir el Palacio Comunal. Se instauró la regla de que todos los edificios que daban a esta plaza no podían tener balcones, si no que debían tener ventanas geminadas o tríforas. Los nueve segmentos de la plaza, corresponden a los nueve gobernantes. De ahí la forma de abanico.

Torre del Mangia

Este campanario de mediados del s. XIV, debe su nombre al “campanero” que tocaba la campana. Le llamaban Mangiaguadagni que significa “come ganancias”, porque se gastaba todo su sueldo. Es posible subir hasta lo alto de esta torre de 87 metros y disfrutar de unas vistas increíbles de Siena.

Palacio Comunal

Hoy en día este edificio histórico de fachada el ladrillo y mármol, alberga el Ayuntamiento de Siena. Se puede visitar ya que también se encuentra dentro el Museo Cívico, lleno de obras de arte y salas emblemáticas.

Fonte Gaia

También en la Plaza del Campo, esta bonita fuente en mármol blanco, es la que logró llevar agua al centro de la ciudad en 1346, gracias a un largo acueducto subterráneo.  La fuente que vemos en la actualidad es el realidad una copia que fue movida 10 metros para que quedará centrada en la plaza.

Duomo de Siena

Construido entre los s.XII y XIV, la Catedral de Siena es una de las visitas imprescindibles que hacer aquí. El edificio por fuera ya es de por sí asombroso. Su fachada en mármol está llena de detalles. Para visitarla por dentro hay que pagar la entrada junto al museo, el baptisterio, la cripta y el acceso a las vistas panorámicas desde lo alto de la construcción inacabada de lo que iba a ser el “Duomo Nuovo”.

Vía Branchi di Sopra

Es una de las calles principales de Siena y forma parte del eje medieval junto con la Vía di Città. Está llena de bonitas tiendas y apetecibles cafeterías, perfecta para pasear tranquilamente. Por el camino también se disfruta de antiguos edificios y plazas importantes, como la Piazza Tolomei y la Piazza Salimbeni.

Qué ver en San Gimignano

La pequeña localidad de San Gimignano es conocida como la Manhattan medieval o la Ciudad de las Mil Torres. Hoy en día sólo se conservan 14 torres pero llegó a tener más de 50. Imaginad el skyline que debía de tener esta pequeña ciudad con tal cantidad de torres. ¿Ahora entendéis de donde viene el apodo de la “Manhattan medieval”?

San Gimignano se puede recorrer a pie fácilmente en un par de horas. Es una ciudad amurallada que conserva su carácter medieval. Por su gran belleza, antigüedad y cuidada conservación, ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Su ubicación en las colinas de la Toscana es fabulosa para admirar la belleza del paisaje que lo rodea.

Calles y plazas

Las principales vías de San Gimignano son la Vía San Matteo y la Vía San Giovanni. Están llenas de comercios, tiendas de souvenirs, cafeterías y algún restaurante. Aunque sea un lugar que se ha volcado al turismo, no ha perdido su belleza. Eso sí, es muy probable que esté bastante masificado de grupos organizados de tours y excursiones, sobre todo en los meses de verano.

Tiene cuatro plazas que recorrer: Piazza Della Cisterna, Piazza del Duomo, Piazza Pecori y Piazza Della Erbe. Casi sin darte cuenta, paseando y dejándote llevar acabarás pasando por estas agradables plazas.

Torres de San Gimignano

Como explicaba antes, hoy en día quedan 14 torres en pie, pero llegaron a ser 58 las que existieron. Una lucha de poder entre las familias más adineradas e influyentes dio paso a la construcción de estas torres. Cada familia construía una torre para demostrar su poder. Cuanto más alta era la torre, más poderosa era la familia que la poseía. La Torre Grossa es la más importante que queda hoy, y a la cual se puede acceder y subir para admirar las increíbles vistas desde lo alto.

Otros lugares que no perderse

Hay varios edificios que incluir en la lista de sitios que ver en San Gimignano, como el Duomo, la Collegiata o el Palazzo Comunale. El primero, el Duomo, es muy diferente a lo que hemos visto en Siena o Florencia. El Duomo de San Gimignano tiene el aspecto clásico de los edificios religiosos medievales, fachada en piedra color arena y de aspecto sobrio sin decoración alguna.

Vista panorámica

Me dejaba lo mejor para el final, la mejor vista de la Toscana desde San Gimignano gratis. Y recalco gratis porque con la cantidad de torres que hay, estoy segura que desde cualquiera de ellas, las vistas deben ser asombrosas, pero sujetas a pago. Si camináis por la Via degli Innocenti llegaréis a un punto panorámico con unas vistas bien bonitas de los campos de viñas y cipreses, tan característicos de la Toscana. Este es sin duda, un lugar imprescindible al que ir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *