Qué ver y hacer en la Laguna de Huacachina

Nunca imaginé que un país como Perú, al que asociaba con la selva amazónica al norte y la cordillera de los Andes al sur, tuviera un enorme desierto de arena. Así que cuando lo vi en internet, no lo dude ni un momento, tenía que incluir este asombroso lugar en nuestro paso por Perú. Tras nuestra llegada al país con Lima como puerta de entrada, nos dirigimos por tierra hasta Ica, para llegar desde ahí a Huacachina, una laguna natural que forma un perfecto oasis en el desierto. Voy a compartir contigo todo lo que necesitas saber de este lugar, sobre qué ver y hacer en la Laguna de Huacachina.

Cómo llegar hasta la Laguna de Huacachina

La laguna de Huacachina se encuentra a escasos 15 minutos en coche de la ciudad de Ica, en la costa sur del país. Llegar hasta allí siempre dependerá desde donde vengas, pero es probable que sea desde Lima. De ser así, la mejor opción es en autobús. Es un viaje de 4h a 5h que puedes hacer por la mañana para llegar a la laguna de Huacachina al medio día.

Autobús Lima – Ica

La compañía con la que viajé es Cruz del Surla cual recomiendo al 100%. En este artículo, explico todo lo que necesitáis saber para viajar por Perú, en autobús con Cruz del Sur. Es quizá algo más cara que otras pero se caracteriza por su comodidad y seguridad.

Para llegar desde Lima hasta la Laguna de Huacachina, hay que escoger el trayecto Lima-Ica. Los billetes nos costaron 20 y 46 PEN (5,40€ y 12,40€). ¿Porque precios diferentes? Adelanto que no había ninguna diferencia en los asientos (estaban uno junto al otro), pero al parecer sacan billetes con promociones y pude escoger uno de ellos a precio reducido. Puedes comprar los billetes online desde su web y así asegurarte plaza para el día y la hora que quieres. Y con suerte, podrás beneficiarte de algún billete con descuento.

Ir de Ica a Huacachina

Para llegar desde la terminal de buses de Cruz del Sur en Ica hasta la Laguna de Huacachina, sólo se puede hacer en taxi. Dentro de la estación ya verás que hay decenas de taxistas esperando a posibles clientes. La mayoría visten igual, eso es porque son de la comapñía de taxis oficial. Tienen todos un precio cerrado para llegar a Huacachina de 10 PEN (2,70€). El trayecto dura menos de 15 minutos.

Qué ver y hacer en la laguna de Huacachina

En Huacachina no hay gran cosa que ver y hacer en las calles, pero paradójicamente, es fuera donde está la mayor diversión. Aún así no dejes de dar un paseo bordeando toda la laguna, pararte en sus pocos puestos de mercadillo donde venden artesanías y souvenirs. Las principales atracciones turísticas aquí están entre las dunas, unas más extremas y otras más románticas.

Buggy por las dunas

Esta es la parte más divertida y donde sacar toda la adrenalina hasta el extremo. El tour de buggy y sandboard consta de dos partes.

Por un lado, un circuito extremo en buggy por las dunas. Es increíblemente divertido, tenía muchas ganas de probarlo y fue un subidón total. Los buggies van subiendo y bajando dunas a bastante velocidad. Al ser un vehículo descubierto, sientes todo el viento, y la sensación de ir desprotegido aún es mayor. En algún momento da respeto y ninguna seguridad, pero los conductores son súper expertos. Se conocen cada centímetro de ese desierto y saben perfectamente cómo hacer que te tenses y grites en una mezcla de pánico y diversión. Hay momentos en los que da impresión porque las dunas son muy altas y cuando subes una, no ves el otro lado y no sabes si detrás viene una bajada fuerte.

Descenso de dunas en sandboard

Por otro lado, está el descenso de dunas con una tabla. Es el mismo sistema que si estuvieras haciendo snowboard, pero con arena. En total nos tiramos en tres dunas, de la más pequeña a la más alta. Al principio da un poco de miedo, y si eres torpe como yo, es posible que acabes el descenso haciendo la croqueta abrazada a la tabla (si, ese arte tengo). Los que no somos expertos nos tenemos que tirar tumbados boca abajo, aunque alguno se animaba a hacerlo sentado. Si sabes hacer snowboard, puedes animarte a tirarte de pie y marcarte un buen descenso. Esta actividad fue muy divertida también y aunque vayas rodando, no te haces daño. Eso sí, acabas de arena hasta las cejas.

Atardecer

Para terminar el tour, puedes escoger la opción extendida que incluye el “Sunset”, es decir ver el atardecer en el desierto. La experiencia es increíble,y merece la pena la poca diferencia de precio por este rato de más. La puesta de sol entre las dunas fue preciosa, es una imagen que me ha quedado grabada.También en el tour hay algún rato para hacer fotos en las dunas, con los buggies o simplemente para disfrutar del entorno.

Precio

El precio del tour de 1h (buggy y sandboard) es de 30 PEN (8€), y el de 2h (incluye atardecer) es de 40 PEN por persona (12€). No está incluida la tasa de entrada al parque de 3,60 PEN por persona. El tour del atardecer comienzan a las 16h o 16h30, dependiendo de la época del año en la que viajes, para que coincida con la hora de la puesta de sol.

Paseo en barca

En la laguna también se alquilan barcas a remos o pedales. Puedes dar un paseo por el agua y disfrutar de una perspectiva diferente. El precio ronda los 12 PEN la hora.

Dormir y comer en Huacachina

Hay infinidad de restaurantes, así que comer no será un problema. Es algo más caro que el estándar pero tampoco en exceso. Muchos de los alojamientos también ofrecen comidas y cenas. Hay bastante comida internacional y algún plato típico peruano que podrás probar. Nosotros cenamos un día en el HFC Restobar por 50 PEN los dos (13,50€), con dos platos y dos bebidas. Otro día cenamos en el que está justo al lado (no recuerdo el nombre) y cenamos también por el mismo precio. No tendría problema en volver a cualquiera de ellos, cenamos bastante bien.

Nos alojamos en el Hostal Rochabus que está en uno de los extremos de Huacachina, es más tranquilo y descansamos bien. Hay que tener en cuenta que esta laguna es una zona donde se quedan a dormir mucha gente joven y mochileros. La mayoría son hostales y por las noches hacen fiestas. Por eso, si quieres tranquilidad, escoge bien donde alojarte.

El hostal tiene un bonito jardín muy tranquilo, con tumbonas y hamacas, también piscina, aunque estaba congelada. La habitación era correcta, con baño privado y acorde al precio que pagábamos, no se podía pedir más. El personal era súper amable y muy simpático, además te guardan el equipaje si llegas pronto para el check-in o te vas mucho más tarde de hacer el check-out. Lo recomendaría sí buscas un lugar agradable, donde poder descansar bien y sentirte como en casa, pero sin lujos.

Consejos generales

No está de más contarte unos cuantos consejos que te ayudarán a disfrutar mejor de tu paso por la Laguna de Huacachina. Así irás bien preparado/a y sólo tendrás que preocuparte de disfrutar al máximo.

  • Dinero: no hay cajeros automáticos en Huacachina, para sacar dinero debes ir a Ica. Hay un centro comercial muy grande, donde hay un BCP (Banco de Crédito de Perú) con varios cajeros donde podrás sacar dinero sin pagar comisiones con la tarjeta Bnext (es la utilizo yo). Puedes localizarlo en este mapa.
  • Que no te engañe el tiempo, por el día siempre hace sol y calor, pero por la noche refresca considerablemente. Necesitarás ropa de abrigo para la noche.
  • Subir las dunas es muy cansado, sobre todo las de alrededor de la laguna de Huacachina porque son realmente altas. Llévate agua, sobre todo si vas durante las horas de sol.
  • Para el tour en buggy y descenso en sandboard lleva ropa cómoda y calzado que puedas sacudir fácilmente. Te vas a llenar de arena, ¡hasta en la ropa interior!
  • Si llevas cámara de fotos, que quede bien protegida para evitar que la arena la dañe.
  • Para evitar arena en ojos, nariz y boca, llévate gafas de sol y un pañuelo.

Deja un comentario