Guía de Dublín para 3 días

Dublín es perfecta para hacer una escapada en un puente o un fin de semana. Es una ciudad muy animada que se visita fácilmente. Si dispones de 3 días completos, te dará tiempo además de realizar una excursión fuera de la ciudad y disfrutar de la naturaleza que ofrece Irlanda. Para que puedas organizar tu visita a Dublín por libre he preparado este post con una guía de Dublín con todo lo que necesitas saber.

Vuelos

Para llegar a Dublín no te quedarán muchas más opciones que viajar en avión. Las líneas de bajo coste como Ryanair tienen ofertas de vuelo muy interesantes. Para conseguir el precio más bajo usa el comprador de vuelo Skyscanner, es el que siempre utilizo en mis viajes.

¿Cómo ir del aeropuerto hasta el centro de Dublín?

Airlink express

Hay un servicio de shuttle bus llamado Airlink Express que conecta el aeropuerto de Dublín con el centro de la ciudad en menos de 30 minutos. Es muy cómo y práctico, puesto que tiene dos líneas con paradas en los lugares más importantes de Dublín, la 747 (ver paradas) y la 757 (ver paradas).

  • 747 Aeropuerto ➤ Dublín: de 6am a 00:30am
  • 747 Dublín ➤ Aeropuerto: de 4:45am a 11:30pm
  • 757 Aeropuerto ➤ Dublín: de 5am a 00:25am
  • 757 Dublín ➤ Aeropuerto: de 4:55am a 11:25pm

El Airlink Express funciona los 7 días de la semana y tiene paradas tanto en la Terminal 1 como en la 2. Los tickets se pueden comprar en las máquinas expendedoras que hay allí mismo y tienen un precio de 7€ sólo ida o 12€ ida y vuelta. Este ticket de dos viajes tiene validez de 3 meses.

Bus urbano 16

También está la opción más económica, utilizar la red urbana de bus que llega hasta el aeropuerto. El bus 16 tiene una parada en O’Connel Street y cuesta 3,30€. Hay que llevar el importe exacto para pagar al conductor, no da cambio. Si quieres consultar otras paradas y el precio, puedes hacerlo en la web oficial.

Transfer privado

Si quieres algo más rápido y cómodo puedes reservar un transfer privado. Un chófer estará esperándote a la salida del aeropuerto para llevarte hasta la misma puerta del alojamiento Es una buena opción si vais 4 personas o prevés que vas a llegar muy tarde o después de un viaje largo.

Seguro de viaje

Como siempre digo, aunque sea una escapada corta, siempre hay que viajar con seguro médico. Los imprevistos no se planean, pero siempre pueden ocurrir, nadie escoge enfermar o tener un percance ¿verdad? El mejor seguro de viaje en relación calidad-precio es sin duda Iati Seguros. Es el que siempre utilizo en mis viajes y ha cumplido con creces mis expectativas cuando lo he necesitado.

Equipaje

Los inviernos en Dublín no son extremadamente fríos pero sí húmedos. Es habitual la lluvia y el viento, por que los paraguas no sirven de mucho en caso de lluvia. Lo ideal es llevar un buen calzado cómodo y que repela el agua para caminar por las adoquinadas calles sin problema, y un abrigo waterproof o chubasquero encima del abrigo.

Si viajas en verano, tampoco sufrirás de un calor agobiante. Se llegan a registrar temperaturas de 11ºC de mínimas y una máximas de 20ºC. Así que añade al menos un pantalón largo y una sudadera o jersey a la maleta.

No olvides meter en tu maleta un adaptador de corriente para poder conectas tus dispositivos electrónicos, aquí usan el enchufe tipo G.

Dónde alojarse en Dublín

No te mentiré, el alojamiento el Dublín es bastante caro, así que dependiendo de tu presupuesto puedes escoger entre varias opciones.

Si vas con un presupuesto mochilero, te recomiendo escoger un hostel como el Abrahams Hostel en Lower Garnider Street. La ubicación es perfecta para ir caminando a cualquier lugar, muy céntrico. Tanto las habitaciones como baño y zonas comunes están limpias. Las habitaciones compartidas tienen baño privado dentro del dormitorio, lo que es muy cómodo. Las camas están provistas de toma UBS para cargar dispositivos, luz de lectura individual y una pequeña repisa. El personal del hostel es súper amable y siempre están dispuestos a ayudar. Se sirve desayuno gratuito, bastante completo para ser un hostel.

Si dispones de un presupuesto medio, puedes optar por un Bed & Breakfast. Hay un montón repartidos por la ciudad, pero sin duda te recomiendo centrarte en la zona de O’Connel Street (cerca del río), alrededores de Trinity College o por los alrededores del Castillo de Dublín. Es mejor pagar un poquito más por estar bien ubicados y poder acceder a pie a todos los lugares de interés.

Guía de Dublín día a día

Día 1 – Free tour por el centro de la ciudad, Kilmainham Gaol y Temple Bar

El primer día va a ser intenso, así que toma un buen desayuno que tienes una cita para hacer un tour gratuito guiado por la ciudad. El centro se recorre en unas pocas horas y con una explicación que te sitúe históricamente y culturalmente, podrás apreciar mucho más tu visita a Dublín.

Los free tours a pie suelen comenzar en el Ayuntamiento, y visitarás lugares como el Castillo de Dublín, el Hotel Clarence o el popular barrio Temple Bar (al que volverás por tu cuenta para disfrutar del ambiente). Y algunos otros lugares importantes como la Catedral Christ Church. No quiero hacer mucho spoiler, lo mejor es que lo vivas. El tour termina sobre las 13h en Trinity College, la universidad más antigua de Dublín. Aprovecha para comer en algún lugar cercano para continuar con las visitas de por la tarde.

Después de comer, dirígete a Kilmainham Gaol, la antigua cárcel de Dublín. Tienes que comprar la entrada anticipada y seleccionar el horario deseado. Para que te dé tiempo, mejor escoger una entrada a partir de las 15h30. Si no te apetece ir caminando hasta allí, puedes ir en el bus 69 o 79, ambos con paradas muy cercanas a Trinity College. Esta visita guiada en inglés te trasladará en el tiempo a través de las historias aquí vividas. Este lugar histórico representa un símbolo de la independencia de Irlanda y es una visita indispensable en Dublín.

Para acabar el día ves al barrio más animado de Dublín, Temple Bar. A final de tarde los pubs se llenan de pintas, música y raciones de comida. Aquí está el famoso pub de fachada roja que toma el mismo nombre que el barrio, pero no es el único al que puedes ir. Uno que me gustó especialmente y recomiendo es el Porterhouse Temple Bar, donde también sirven cenas y tocan música en directo. Este lugar tiene de especial que elaboran sus propias cervezas artesanas, tienen una extensa carta para elegir.

Día 2 – Las puertas de colores, St Stephens Green, Grafton, Guinness Storehouse

El segundo día de esta guía de Dublín lo comenzaremos en una zona muy tranquila, el barrio georgiano. Se sitúa en los alrededores de las plazas Merrion Square y Fitzwilliams Square. Aquí están las puertas de colores tan Istagrameables. Gracias a este toque de color, le da un poco más de alegría a la simplicidad de la arquitectura de estos edificios. Una vez hayas recorrido estas plazas y calles, puedes pasar por St. Stephens Green, uno de los parques más populares de Dublín. Aquí podrás relajarte viendo los cisnes y patos en el lado. Es un remanso de paz.

Tras cruzar el parque, sube por Grafton Street, una de las calles comerciales más bonitas de Dublín. Si todavía es pronto, puedes cruzar el río y subir por O’Connell Street, pasar por la aguja más emblemática de la ciudad, The Spire y girar por Henry Street, otra de las calles más comerciales. Muy cerca está The Church Café, Late Bar & Restaurant, una antigua iglesia convertida en restaurante. Se puede entrar sólo a mirar sin problema. Si te ha entrado hambre, puedes comer en The Brazen Head, el pub más antiguo de Dublín.

Si te quedaste con ganas de hacer más fotos o disfrutar más de los templos religiosos que viste en el free tour, puedes pasarte después de comer, por Dublinia, la catedral Christ Church, y un poco más abajo por la Catedral de San Patricio. Están muy cerca del siguiente lugar de la ruta, The Guinness Storehouse.

La siguiente visita será a la fábrica de la mítica cerveza irlandesa: Guinness. Aunque no te guste esta bebida, la visita de este lugar es totalmente una experiencia. Puedes comprar tus entradas anticipadas en la web oficial. La visita se hace totalmente por libre, con una audioguía explicativa opcional.

Durante varias plantas se conoce todo sobre la cerveza Guinness, desde su fundador, los ingredientes que la componen, su fabricación, logística, marketing etc. Todo ello, en una puesta en escena alucinante. Consiguen que el visitante interactúe continuamente gracias a pantallas visuales, aromas o escenificaciones. Lo mejor es sin duda la academia, donde te enseñan a tirar una auténtica Guinness que luego puedes tomarte en el Gravity Bar, un bar en la última planta con vistas panorámicas 360º a Dublín ¡increíble! El precio de la entrada incluye la cerveza, o bien si no eres cervecero/a, puedes pedir un refresco.

Tras la visita de la Guinness Storehouse, puedes pasear hasta Temple Bar y repetir una pinta en uno de los pubs con música en directo. Para hoy te recomiendo The Norseman.

Día 3 – Excursión a Galway y los acantilados de Moher

Para el último día, te propongo salir de la ciudad y conocer uno de los paisajes más espectaculares de Irlanda, los acantilados de Moher. Para ello hay un tour de un día que sale de Dublin y llega hasta estos acantilados, pasando también por la pintoresca localidad de Galway y la zona de Burren.

Los acantilados de Moher son unas formaciones naturales alucinantes. Varios acantilados en forma de sierra recorren un total de 8km , en el que llegan hasta los 214m de altura. Es una auténtica locura. Tras probar la experiencia de alquilar un coche por un día para hacer la excursión por libre, he de admitir que no es buena idea. Es más practico, cómodo e incluso económico si vas una o dos personas optar por un tour organizado. En este artículo sobre los acantilados de Moher, te explico los motivos. Algunos tours incluye también el castillo de Dungaire, que queda de camino. El entorno es realmente bonito y merece mucho la pena incluirlo.

Donde comer

En la mayoría de pubs de Dublín sirven también comidas y cenas, pero he de decir que aunque no sean restaurantes caros, no es especialmente barato. El precio medio por plato es de 15€, pagando tranquilamente 35€ de dos platos y dos medias pintas. Aunque no pudimos probar todos los sitios, comparto aquí las recomendaciones que tenía anotadas para esta guía de Dublín:

  • Porterhouse de Temple Bar: este ya te lo he mencionado arriba, fuimos un día a cenar y nos gustó bastante. Tienen mayormente platos combinados tanto de carne o pescado. Pero aquí lo mejor son sus cervezas de elaboración propia.
  • Bad Bobs Temple Bar: aunque no pudimos ir, nos lo recomendaron y parece que tiene buena pinta. Destacan por sus hamburguesas y tienen una opción vegetariana.
  • Bunsen Temple Bar: está justo frente al pub famoso The Temple Bar. Es una hamburguesería que tiene buena fama y es más barata que la media. Sólo hay hamburguesas de carne.
  • Sano pizza: si te apetece una pizza a un precio razonable, aquí las encontrarás.
  • Joy of Cha: este coqueto café sirve desayunos durante todo el día. Desde las clásicas raciones de tarta, bagels, tostadas ingeniosas o platos con pollo o salmón. Tienen una carta bastante extensa y muy creativa. Fuimos a hacer un brunch ¡y nos encantó!
Comer sano y low cost

Si vas con un presupuesto justo, hay una alternativa genial que yo utilicé bastante allí. En muchos supermercados, tienen una barra de comidas preparadas donde te cobran por envase. Es decir que tú puedes combinar la comida como quieras hasta que lo hayas llenado. Suelen ser diferentes tipos de ensaladas o platos fríos ya aliñados y listos para comer, como cous cous, ensaladas de legumbres, pastas, etc. La ración para una persona y quedarse llena cuesta alrededor de 5€. Puedes comprar alguna pieza de fruta y yogur de postre y comer por menos de 7€.

Aquí concluye esta guía de Dublín donde tienes cosas que ver y hacer para 3 días completos. Compleméntala con este artículo de lo que no te puedes perder en Dublín. Si tienes cualquier consulta, no dudes en dejarla en los comentarios de este post, ¡estaré encantada de ayudar!

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.