Cómo escoger al compañero de viaje ideal

Un mismo viaje puede variar mucho según la compañía con la que vayamos. No es lo mismo ir con la pareja, amigos, hermanos o familia. Ya hace un tiempo saqué aquí este tema aportando mis consejos para viajar con amigos. Iba sobre todo enfocado a la organización y la actitud frente al grupo. Pero hoy quiero ir al paso previo, que es escoger al compañero de viaje ideal. Si tu forma favorita de viajar es sólo, te ahorraré el tiempo, no hace falta que sigas leyendo 😉 Pero si te apetece compartir la experiencia de un viaje con alguien, esto te interesa.

Compatibilidades

Compartir intereses

Al igual que las aplicaciones y webs que buscan parejas compatibles por gustos y afinidades, esto es parecido. Tu compañero de viaje tiene que tener los mismos gustos viajeros que tú. Si a ti te encanta la naturaleza y la aventura, viajar con un urbanita que no soporta tener un insecto a su alrededor, puede ser un fiasco del quince. Para comenzar, os tiraréis de los pelos para escoger el destino de viaje. Y eso es sólo el primer paso de montar un viaje.

Ser versátil

Otra clave para que haya paz y armonía es ser transigente y versátil. Está claro que no hay dos personas iguales pero si personas que se adaptan. Si uno prefiere un hotel y otro un albergue quizá si cada uno pone de su parte, se puede llegar a un acuerdo fácilmente. Por ejemplo, un dormitorio privado en un hostel. Se tiene la intimidad del dormitorio como en un hotel, pero se disfruta del ambiente y buen rollo en las zonas comunes como en los albergues.

Tener mismas costumbres

Si cuando viajas lo que quieres es aprovechar el tiempo y visitar todo lo posible, tienes que buscar un compañero de viaje igual. Viajar con alguien que no quiere madrugar porque tiene el chip vacacional en modo ON, te va a cabrear. Y te lo digo por experiencia… A veces es necesario pegarse buenos madrugones para vivir algo único. Otro quebradero de cabeza es el tema de salir de fiesta. Si los dos (o el grupo) sois fiesteros, estupendo. Pero si uno es y el otro no… habrá roces con el tema. Trasnochar implica (normalmente) perder medio día durmiendo al día siguiente y dejar de hacer otras actividades.

Busca alguien que lleve tu ritmo. Es importante para no acabar enfadados al final del viaje. Si eres de caminar kilómetros sin entretenerte, no vayas con esa amiga que quiere entrar en TODAS las tiendas y pide sentarse a tomar algo cada hora. No aprovecharás el día y se sentirás frustrado.

Actitud

Atreverse

Viajar con una persona que está abierta a probar experiencias nuevas te abre un abanico de posibilidades que con otra persona no tendrías. Por eso es muy importante que tu compañero de viaje tenga esta cualidad. De otra forma, te quedarás con las ganas de hacer cosas, o tendrás que hacerlas sólo.

Tener motivación

Amigos, la motivación mueve montañas. Una persona motivada está predispuesta a lograr objetivos y a luchar por ellos. Un compañero de viaje motivado es aventura asegurada. Se entusiasma con los planes y las nuevas propuestas e ideas son siempre bien recibidas.

Economía

Disponer de un presupuesto de viaje similar

Antes de lanzarse a organizar un viaje hay que tener claro qué tipo de viaje se hará: ¿de lujo? ¿modesto con comodidades? ¿de mochilero? Ambos habéis de tener una preferencia de viaje similar. También hay que tener en cuenta el nivel económico del compañero y si uno puede adaptarse al otro. No puedes pedirle a tu amigo estudiante que trabaja los fines de semana que se gaste 150€ por noche en un hotel. Le arruinarías y jamás volvería de viaje contigo.

Lo ideal es ser transparente desde el principio y exponer el presupuesto personal de cada uno.

Cada compañero… para un tipo de viaje

No a todo el mundo le gusta viajar a todos los sitios. Un mismo compañero de viaje puede no ser el ideal para todos los viajes que hagas. Te contaré un ejemplo personal para que sepas a qué me refiero. He viajado con mi pareja a solas, con mis padres, con diferentes amigos, en parejas de amigos, con mi hermana… Y generalmente no han sido escogidos al azar. Gracias a la confianza que tengo con ellos y todo lo bien que los conozco he escogido a los compañeros perfectos para cada viaje. Y tanto ellos como yo, hemos construido recuerdos viajeros inmejorables.

Así que, cuando encuentres a tu compañero de viaje ideal, ¡cógelo de la mano y no lo dejes escapar porque vale oro!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *