¿Cómo será viajar después del COVID-19?

Es la gran pregunta que todos los que amamos viajar nos estamos haciendo. ¿Cuales serán las medidas preventivas? ¿Se podrá viajar libremente como antes? ¿Será seguro? Estas y muchas otras son las dudas que nos rondan la cabeza. Y aunque es evidente que nadie tiene una bola de cristal ni puede predecir el futuro, ya tenemos pistas de cómo será viajar después del Covid-19. He querido hacer una recopilación de la información compartida hasta el día de hoy (11 de junio de 2020) por empresas del sector turístico. También os doy mi punto de vista y lo que yo creo (como opinión personal) que puede suceder a partir de ahora.

La reapertura del turismo, primer paso para viajar después del Covid-10

En realidad debería decir viajar durante el coronavirus, y no después, ya que vamos a convivir con este virus durante mucho tiempo. Yo no soy científica, ni bióloga, así que no me meteré en cuanto tiempo durará, ni la evolución del virus o si será para quedarse. Pero es un hecho que no se irá de un día para otro (si es que se va algún día). Así que, al menos, lo primeros primeros viajes que haremos serán durante la pandemia.

¿Cómo será la reapertura del turismo internacional?

Me centraré en temas internacionales, ya que el turismo local dependerá de cada país y yo sólo conozco los detalles de España. Para los que vivís aquí, ya nos taladran con las noticias a diario y conocemos bien el proceso de desescalda por fases. Supongo que en otros países será igual.

Apertura progresiva

La reapertura del turismo se hará se forma progresiva, por países para hacerlo de forma controlada. Dudo mucho que se pueda viajar así sin más y a lo loco. Primero porque no todos los países estamos en el mismo punto. Unos ya han pasado la peor parte, otros están en pleno pico, y otros acaban de empezar. Y lo segundo porque son muchos los países que mantienen sus fronteras cerradas, por lo que no es posible entrar en ellos ni tampoco salir.

Corredores turísticos entre países

En Europa, se están preparando “corredores turísticos”. Son acuerdos de rutas entre países para incentivar el turismo en este verano. Esos corredores turísticos intentan garantizar unas condiciones sanitarias seguras para los viajeros que detallaré más adelante. Se crean con la intención de salvar una fuente de ingresos imprescindible para la economía de muchos países, especialmente los mediterráneos como Italia, España o Grecia. Las fechas todavía están por determinar según cada país, pero la gran mayoría coinciden con el 1 de julio como fecha oficial para la reapertura. No obstante algunos países europeos adelantarán esa fecha a mediados de junio.

Para conocer cuales son los corredores turísticos creados, las fechas de inicio de actividad y más detalles, lo mejor es que consultes las últimas noticias. Estas se actualizan a diario y lo que yo deje aquí escrito, será información obsoleta en cuestión de un par de días.

¿Y fuera de Europa?

Hasta ahora hablaba de Europa porque son las noticias que más se están compartiendo, pero yo creo que será cuestión de poco tiempo que haya también conexiones entre Europa y otros países de fuera. Por ejemplo, ya he visto nuevas ofertas de viaje España – Caribe. Imagino que las rutas de España hacia Cuba, Méjico o República Dominicana serán las primeras que se inicien.

Las que creo que se dejarán para pasado verano serán las rutas hacia el Sudeste Asiático o Estados Unidos. Los países del Sudeste Asiático tienen actualmente las fronteras cerradas, y probablemente las abrirán primero para sus países vecinos. Por otro lado, las normativas de entrada de estos van a cambiar. De eso hablaremos más abajo. Estados Unidos también tiene sus fronteras cerradas, de momento hasta el 21 de junio con la posibilidad de alargarlo. No se están viendo unas medidas de contención del virus muy estrictas, y desgraciadamente, el nivel de afectados sube por miles diarios. Así que creo que la epidemia en este país y su cierre de fronteras se alargará más de lo que a muchos les gustaría.

¿Cómo será viajar después del COVID-19?

Dicho el plan y transmitidas mis predicciones, ahora vamos a lo que se nos viene encima: cómo será viajar después del COVID-19. Como no todos los viajes son iguales ni implican los mismos pasos, lo iré separando para que quede diferenciado.

Volar después del COVID-19

Es la parte que más preocupa a mucha gente, primero por temas de salud y lo segundo porque al principio será todo nuevo. Yo ya me hago a la idea que iremos como pollo sin cabeza… Creo que el tema de los vuelos será lo que más riesgos lleve ya que independientemente del destino, todos tendremos que pasar por el aeropuerto y estar horas dentro de un avión.

equipaje

Antes del viaje

Las compañías aéreas ya se han pronunciado y han invertido estos meses de parón de la actividad para planificar nuevos protocolos de seguridad e higiene para viajar después del COVID-19.

Facturación y check-in

Habrá que hacer el check in online. Algo que ya tenemos por costumbre hacer cuando volamos con compañías low cost. Ahora se extenderá a compañías que no lo exigían. Si te preguntas cómo se realizará en el caso que haya que facturar maletas, te cuento que lo harás tú mismo. Están trabajando en un sistema de facturación del equipaje con máquinas, en el que lo realizará el propio pasajero. Contará con el soporte de un profesional del aeropuerto, pero ya no será necesario que toque el pasaporte o el equipaje.

Declaraciones médicas, visados y normativas

También los países están imponiendo nuevas normativas de entrada que habrá que tener en cuenta antes del viaje. Algunos exigirán hacer declaraciones médicas juradas mediante formularios online que habrá que rellenar antes del viaje. También podrán solicitar certificados médicos expedidos con un máximo de 48 horas antes del viaje. Este es el caso de Vietnam a día de hoy.

También se está hablando mucho del Pasaporte sanitario, pero no hay ninguna información confirmada por los gobiernos. A corto plazo no creo que se implemente, pero es posible que, al igual que muchos tenemos un Certificado Internacional de Vacunación, se añada la vacuna del Covid-19 una vez exista y algunos países la pongan como vacuna obligatoria para entrar.

Países que antes no exigían visado para estancias turísticas, ahora lo harán. Supongo que todos ellos se pondrán las pilas para que las solicitudes de visados se haga online. Muchos ya funcionan con e-visas (visas electrónicas), pero hay quienes todavía funcionan con el clásico papel. Es el momento ideal para modernizar este proceso.

En el aeropuerto

Aquí es donde comenzaremos a ser conscientes de las nuevas medidas de seguridad y salud para viajar después del Covid-19. Creo que no está de más recalcar, que por muchas medidas que implementen, es la responsabilidad de cada uno respetarlas. Van a invertir millones en material, tecnología y formación para trabajadores. Qué menos que cada uno acatemos esos protocolos que ponen en practica por nuestra propia salud.

Estás serán algunas de las estrictas medidas de seguridad enfocadas a proteger la salud del viajero y los trabajadores de aeropuertos:

  • Control de temperatura en los embarques y desembarques (manual o por cámaras)
  • Uso obligatorio de mascarilla
  • Dispensadores de gel desinfectante
  • Desinfecciones de todas las zonas del aeropuerto mediante una limpieza exhaustiva. Para esto ya se han desarrollado robots de limpieza 24h que desinfectan gracias a un esterilizador de luz ultravioleta y otro de aire. Esto ya se pone en práctica en el aeropuerto de Hong Kong. También aquí, se han instalado cabinas de desinfección instantánea para las personas.
  • Los embarques se harán por grupos reducidos para evitar esas largas colas y masas de gente.
  • El desembarque también llevará un procedimiento ordenado.
  • Las pantallas táctiles de los check-in y similares serán sustituidas por otras inteligentes que responden a los gestos (sin necesidad de tocarlas) 
  • Al llegar a destino habrá otro control de la temperatura
  • Controles de inmigración digitalizados. Nuevas tecnologías de reconocimiento facial para evitar pasar documentos en papel en mano (pasaporte, visados, etc). 

No creo que todos los aeropuertos dispongan de las mismas tecnologías ya se son grandes inversiones que no siempre pueden asumir. Pero lo que si es seguro es que las medidas mínimas estándares aplicarán a todos.

Dentro del avión

Es donde más proximidad habrá entre las personas, por eso para viajar después del Covid-19 se ha aprobado la obligación del uso de mascarilla. Quien no la lleve, no estará autorizado a entrar en el avión. Recuerda que esta deberá traerse de casa.

¿Nuevo diseño en la disposición de asientos?

Ha habido muchas especulaciones sobre rediseñar la disposición de los asientos, dando la vuelta al del centro y con un panel entre ellos. Esto no creo que suceda por dos motivos. El primero que supone un coste de dinero extremadamente caro ¡habría que tirar por completo el interior del avión! Lo segundo que es un peligro, ¿os imagináis una evacuación de emergencia con asientos en diferentes sentidos? Por no decir despegar o aterrizar de espaldas…

Porqué el aire del avión es el más seguro contra virus

Lo que si se estudia es añadir pantallas entre los asientos (sin cambiar estos), aunque se garantiza que ya se por sí, el aire que respiramos en el avión está completamente limpio de virus y bacterias. El aire de la cabina se renueva cada 2/3 minutos pasando por filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air) que eliminan el más del 99,7% de los virus y bacterias del aire, siendo este tan eficaz como el de los hospitales.

Además, el aire en cabina circula en vertical y no horizontal, por lo que no se ve necesario eliminar el asiento central. Al no ir sentados frente a frente, no hay un circuito directo de expulsión de aire entre una cara y otra. Pero ¿y si hablamos con el pasajero de al lado? La barrera de protección es la mascarilla. También por eso se estudia lo de poner pantallas en los laterales de los asientos.

volar más barato
Protocolos de seguridad e higiéne

A continuación enumero una lista de los protocolos y medidas de seguridad que ya están poniendo en practica en los pocos vuelos actuales y se mantendrán para viajar después del Covid-19.

  • Uso obligatorio de mascarilla tanto para el pasaje como la tripulación. 
  • La tripulación además llevará guantes
  • Se proporcionará material de limpieza a los pasajeros, como toallitas desinfectantes para que cada uno pueda limpiarse su mesita a la hora de comer o reposabrazos si así lo desea.
  • Se elimina el servicio de catering en vuelos cortos y se sirve un sistema de catering simplificado en los largos. Esto viene siendo un catering más básico donde todo viene envuelto en plástico (como si no viniera bastante envasado ya de antes…)
  • Ya no habrá ni prensa, revistas, cartas de menús ni nada de lo que nos solemos encontrar en el bolsillo delantero del avión.
  • Se limitará el movimiento dentro de la cabina del avión. Imagino que los paseos que algunos se dan para estirar las piernas no estarán permitidos, y sólo te podrás levantar para ir al baño. Sólo espero que controlen la cola que muchas veces hay de alguna forma segura.
  • Nuevos protocolos de limpieza e higiene para proteger también a tripulación.
  • Aseguran que se hará una limpieza minuciosa del avión entre vuelo y vuelo ya que hasta ahora no se hacía. Deberán limpiar y desinfectar toda la cabina (asientos, reposabrazos, suelo, mesitas, ventanas… todo)

¿Subirán los precios de los vuelos?

Estas medidas implican un gasto mucho mayor para la compañía, no sólo en material y recursos si no también en costes por tiempo. Las compañías aéreas pagan por el tiempo que tienen el avión en pista entre un vuelo y otro. Si hay que hacer una limpieza exhaustiva tardarán mucho más tiempo en poder volver a embarcar para el siguiente vuelo. 

Tampoco podrán realizar tantos vuelos diarios como ahora por el tiempo invertido en limpieza y los nuevos protocolos de embarque y desembarque que serán más lentos. Todo esto tendrá como consecuencia que los billetes de 20€ o 30€ que tanto nos gustan van a desaparecer. Seguramente aumenten los precios de los vuelos, pero tampoco creo que sea una barbaridad. Las compañías aéreas quieren salir de esta crisis económica lo antes posible y con billetes caros no lo lograrán.

Turismo en tiempos de pandemia

No sólo los vuelos se verán afectados si no cualquier tipo de transporte colectivo, alojamientos, atracciones turísticas o incluso pasear por una ciudad.

Como ya habréis visto en vuestras ciudades, el aforo en los espacios cerrados se ha limitado para intentar dejar la distancia social entre personas. Esto es probable que siga presente durante tiempo. La mascarilla nos acompañará siempre a cualquier lugar que vayamos como las llaves o el móvil. Y es que se ha convertido en obligatoria para entrar en cualquier espacio cerrado o incluso caminar por la calle en zonas concurridas. Esta es nuestra nueva normalidad.

¿Qué pasará en los alojamientos?

Viajar después del Covid-19 ya no será lo mismo en muchos aspectos, entre ellos el alojamiento.

Hoteles

Los hoteles han tenido que adaptarse a las nuevas circunstancias implementando nuevas medidas de seguridad, protocolos de limpieza e inversión en material. Estos son algunos de los cambios que ya se han confirmado:

  • Desinfectar con productos más potentes las habitaciones tras el paso de cada huésped, y frecuentemente las zonas comunes.
  • Dispensadores de geles hidroalcólicos a disposición de los huéspedes.
  • Retirar todo elemento decorativo para evitar que haya cosas que tocar que no sean las indispensables (cortinas, cojines, papelería de escritorio, menús, objetos de decoración, etc) Lo llaman decoración minimalista, aunque en muchos casos será más bien austera.
  • Algunos hoteles proporcionarán las toallas y sábanas en bolsas al vacío que cada cliente tendrá que colocarse. (Miedo me da la cantidad de plástico de un sólo uso que habrá aquí)
  • Adaptaciones en el buffet del desayuno, cambiándolo por un servicio individual a mesa (esto es una pena grandísima) o bien que sea el staff del hotel quien lo sirva en el buffet siendo así una sola persona quien toque las pinzas.
  • Limitar el aforo mediante unos horarios para hacer grupos más reducidos.
  • Espaciar los asientos, mesas y similares en las zonas comunes

Apartamentos vacacionales

En los hoteles queda claro y da bastante fiabilidad, pero ¿qué pasa con los apartamentos turísticos tipo AirBnb? ¿Los turistas querrán seguir escogiéndolos como opción para viajar después del Covid-19? Deben seguir el mismo protocolo de actuación, pero parece que cuesta más confiar en que se hará correctamente. Aquí tengo que echar un capote a esos fabulosos hosts que tanto esfuerzo ponen en sacar adelante su pequeño negocio.

Ya sabéis que yo soy muy fan de los apartamentos vacacionales o casas de intercambio, más que de los hoteles. Me parece muy práctico disponer de cocina, zona de comer y un lugar más espacioso. He estado en un montón de ellos. Siempre que era el propietario quien se ocupaba de la limpieza, ya sea personalmente o con alguien de su plena confianza, el apartamento estaba impoluto. La puntuación y comentarios es clave para que la gente confíe y escoja su vivienda como alojamiento. Es su negocio y se lo toman muy en serio.

En cambio, cuando eran apartamentos de AirBnb gestionados por agencias, en donde la limpieza corre a cuenta de una empresa externa… esta no estaba tan esmerada. Obvio que puedes encontrar de todo. Pero esto es una percepción general que tengo tras comparar bastantes experiencias.

Personalmente, creo que al igual que los hoteles tendrán que adaptarse, y se todavía más meticulosos con la higiene. Incluso dejar a disposición del huésped productos de limpieza sanitaria para que quien lo desee, pueda repasar la limpieza a su gusto.

Concienciación para viajar después del Covid

La forma de viajar después del Covid-19 va a cambiar por completo, de eso estoy segura y si te has quedado hasta aquí, también lo creerás. Algunas de las medidas serán temporales mientras dure la pandemia para después desaparecer. Pero muchas serán para quedarse, y lo que hoy nos parece una peli futurista, mañana será completamente normal. El ser humano está configurado para evolucionar, aunque no siempre sea de forma positiva, y eso implican cambios.

La tecnología jugará un papel importante facilitando el distanciamiento social y la disminución del contacto físico. Significa que todos deberemos aprender y adaptarnos lo más rápido posible. Por eso considero que es esfuerzo de todos, y no únicamente de las empresas del turismo, aprender a viajar después del Covid-19. Cada uno tenemos una responsabilidad como individuo, es fundamental seguir las normas que se establezcan. Por muy molesta que pueda llevar una mascarilla, es una barrera de protección muy eficaz y puede salvarnos de un buen disgusto.

Y si no lo haces por ti, hazlo por respeto a las personas que te rodean.

Otro asunto importante es la cantidad de residuos que se están generando y acaban en el suelo de la calle, o peor aún, en el océano. Pero esto da para otro artículo, y este ya ha quedado bastante extenso.

Me encantaría que compartierais vuestra visión de cómo será viajar tras el Covid-19 o cómo se está llevando este proceso de reapertura del turismo en vuestros países.

¡Volveremos a viajar!

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículo añadido al carrito.
0 items - 0,00