Cómo preparar un itinerario de viaje

Muy en relación a este artículo que escribí sobre cómo organizar un viaje por libre, es del tema que quiero tratar hoy. Básicamente es complementar y ampliar un poco una parte muy importante cuando organizamos un gran viaje por libre.  Se tara de cómo preparar la parte del itinerario de viaje. ¿Qué se entiende por itinerario de viaje? Se trata del orden de ruta que vamos a seguir en el viaje. Es decir, dónde lo iniciamos, dónde lo acabamos y por qué lugares paramos. Por supuesto no es lo mismo preparan itinerario de una ciudad, que la haremos por días, que un itinerario de viaje de un país completo. Hoy quiero mostrarte cómo organizo yo esta parte de mis viajes, fundamental si no cuentas con mucho tiempo y no quieres estar deshaciendo el camino o dejándote lugares importantes sin ver.

Recursos y material

Antes de meternos en la acción del itinerario de viaje, vamos a necesitar material y recursos para buscar.

  • Lo más importante es hacernos con un mapa, ya sea en papel (puedes imprimirlo de google maps) como directamente online. Nos tiene que permitir hacer anotaciones y marcar puntos.
  • Una guía del destino a mano. Si no quieres comprarla, en las bibliotecas públicas hay un montón.
  • Si no tienes guía, nos servirá también nuestro gran amigo Google
  • opcional tener a mano el móvil con una app de conversión de monedas si no, puedes consultar este.
  • libreta y boli, la vieja escuela nunca muere.

Escoger lugares preferidos

Seguramente ya habrás hecho investigaciones sobre el destino al que viajas, así que ya tienes una primera idea de cuales son los sitios que no puedes prescindir de visitar. Apúntalos todos en tu libreta y a la vez vez márcalos en el mapa. Echa un vistazo al resultado, de aquí saldrá tu itinerario de viaje.

¿Son muchos y ya a simple vista que es imposible verlos todos porque no tienes días suficientes?

Aquí hay que ser realista, no puedes ver e 15 días 20 lugares diferentes dispersos en un país. No se puede abarcar tanto, primero porque las prisas no dejarán que  disfrutes ni los lugares ni el camino. Acota la lista y empieza eliminando los que ves que quedan más inalcanzables, aquellos puntos solitarios que quedan muy lejos.  O también los que menos te entusiasman. ¡Ojo! Si uno de esos puntos solitarios alejados de la civilización es precisamente uno del TOP 3 de los motivos por los que te cruzas medio mundo, ¡ese punto se queda en el mapa! 🗺  Sacrifica otros sitios que no «merezcan» tanto la pena por mantener ese.

¿Están cerca y alineados a simple vista?

Estupendo, esta es la parte fácil. Si este es tu caso y consideras que con los días que viajas puedes verlos todos, adelante. Si son demasiados, escoge los que más te atraigan. Estudia la posibilidad de ver varios en un día si están cerca. Te pondré un ejemplo, coger un tren bien temprano para llegar a un destino, visitar el núcleo urbano o un Parque histórico en 3h o 4h y coger el tren o bus después de comer para llegar al siguiente punto de ruta el mismo día. De esta forma, ganas un día al no tener que quedarte a pasar la noche y haber seguido el recorrido. No te preocupes por el equipaje, en la gran mayoría de estaciones de bus y tren hay consignas para dejarlo a salvo.

Orden del itinerario de viaje

Intenta siempre seguir la ruta en una única dirección sin tener que volver atrás. Aunque suene estúpido, hay quien coge un avión por «ahorrarse tiempo» y luego tiene que deshacer camino para ver lo que tenía planeado. A veces los viajes por tierra son más cómodos que en avión. Si sumas el tiempo de antelación con el que acudir al aeropuerto, la espera, cola de embarque, y transporte hasta la ciudad, seguramente hayas invertido por una hora de vuelo, las 6 horas que tenía de trayecto el tren. Otra opción, si son muchas más horas (en tren o bus) es hacerlo en dos etapas y visitar algún lugar de interés de camino.

 

Planificar la ruta

Aquí vamos a poner un poco de orden a ese caos de puntos que tenemos en nuestro mapa. Comenzaremos por el punto de partida e investigaremos las opciones de transporte que hay par llegar al siguiente punto. Ahora es cuando se ha de consultar la guía y las opciones que nombran para llegar al lugar donde nos dirigimos. Con esa información, iremos a Google para buscarla actualizada. Recomiendo consultar horarios de trenes y buses en las páginas oficiales para ir formándonos una idea de a qué hora convendría salir, y horas de trayecto. También nos irá genial la ayuda de otros viajeros, ya sea en foros, o en blogs con información específica del destino.

Es igual que tengamos que unir 3 puntos o 15, la dinámica para trazar el itinerario de viaje siempre será la misma. Iremos anotando toda la información de ruta que encontremos para luego darle un repaso. Siempre podremos modificar algún punto si no lo vemos claro, un borrador siempre está sujeto a cambios. Si lo comparáis es un poco como aquel juego de unir puntos.

Consejos a tener en cuenta

A la hora de planificar y organizar un itinerario de viaje, tenemos que tener en cuenta varios puntos.

  • Enlazar transportes que sean posibles. El riesgo siempre da cierto subidón, pero no te pases de arriesgado al tener que conectar dos transportes diferentes con poco tiempo de transbordo. Si el segundo tiene más salidas después no hay problema, a una mala si pierdes un tren o bus, puedes coger el siguiente. Pero si pierdes el último… ya puedes buscarte un sitio donde dormir y olvidarte de la actividad que tenías planeada a la mañana siguiente.
  • En temporada alta, siempre reservar las plazas con antelación.
  • Si has llegado a un sitio para ver sólo un monumento o lugar, busca qué más hay de interesante en la zona o déjate aconsejar por los lugareños. Seguro que te llevas una grata sorpresa.
  • Intenta usar el transporte local, es fantástico mezclarse entre los locales, observar y conversar con ellos (en el idioma que se pueda).
  • Sé flexible a los cambios. Puede ser que haya cancelaciones de transporte, mal tiempo o cualquier otro imprevisto que fuercen a cambiar el itinerario de viaje. No te frustres.
  • Intenta tener siempre un plan B por si falla el plan A.
  • Lleva impreso o anotado el itinerario de viaje. También los principales horarios de salida de transportes que te interesan para no olvidarlos.

Al final todo itinerario de viaje es cuestión de planificar un poco sobre el papel, realizar una búsqueda sobre el transporte y enlazarlo de la forma más eficaz posible. Con un poco de visión ordenada no es nada imposible. Recuerda que si necesitas ayuda o algún consejo extra, puedes añadir un comentario o escribirme a info@cualquierdestino y te asesoraré encantada de forma gratuita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *