Sitios originales donde comer en Madrid

Una de las cosas que más me gustan cuando viajo es comer. Bueno, cuando viajo y cuando no viajo también, no voy a mentir. Pero en estos años donde todo se reinventa y nos cansamos rápido de lo tradicional, siempre vamos buscando cosas diferentes. Y con la comida, también sucede. Madrid es de esas ciudades donde no puedes aburrirte cuando dices de salir a comer, cenar o simplemente picar algo. La variedad de locales y espacios gastronómicos que hay es bestial. Lo difícil será decidirte por uno. Lo que vengo a contar hoy, es una selección de diferentes restaurantes que he hecho a raíz de mi última visita, y también gracias a las recomendaciones de algunos lectores de Cualquier Destino. Para ampliar esta lista con lugares donde comer en Madrid, no te cortes en dejar tus sugerencias en los comentarios para la comunidad viajera.

InClan Brutal

El primero que vengo a presentar es el InClan Brutal, un restaurante que ya desde la calle te llamará la atención por su fachada decorada con libros. Por dentro el local merece también su mención. Es un restaurante con una decoración original, mezclando el estilo retro e industrial con elementos más cálidos y naturales, como madera y plantas.

La carta consta de diferentes platos en versión tapa (individual) o supertapa (para compartir). Es comida fusión mediterránea y europea, servida de forma original. De hecho es la gracia que tiene, que la comida tiene un diseño muy auténtico. Como curiosidad, es la tapa de puros habanos, servidos en un cenicero con fondo de ceniza. En realidad son rollitos de pasta filo rellenos de crema de mojito. Las migas es un tipo de pan molido, pero dan «el pego» totalmente. Mi plato favorito fue sin duda el risotto de setas y trufa. En realidad no llevaba arroz, está hecho con una pasta que lo simula. El plato es abundante y está especialmente sabroso. El postre también fue muy curioso. Aparentemente es un melocotón aterciopelado, pero cuando lo abres, es similar a una mousse de mascarpone. De sabor es muy parecido a la crema del tiramisú. La base está hecha de migas de brownie, ¡una delicia!

Encontrarás este lugar donde comer en Madrid en la calle Alvarez Gato, 4. La ubicación es perfecta si estás de visita por el centro de la ciudad.

Yakitoro by Chicote

Nunca había ido a comer a un restaurante de un chef conocido si te soy sincera, siempre pensé que tenían precios impagables a mi bolsillo. Pero para mi sorpresa el restaurante Yakitoro de Alberto Chicote es más que asequible. La carta es comida fusión mediterránea y asiática, con lo que me gustan ambas, imagina lo que disfruté. Lo malo es cuando te gusta todo y te lo quieres pedir todo. Así salimos, casi rodando. Pedimos un par de platos más de lo que hubiéramos debido para quedarnos bien, pero nos pudo el ansia de probar más cosas. Para que te hagas una idea, aún pidiendo demasiado, el precio por persona fue de 19€ (con bebida y café).

Los platos son en versión tapa, pero algunas son grandes y no te las comes de un bocado. Por ejemplo, la ensalada césar puede ser un primer plato individual, o el disco de arroz tostado con salsa especiada de tomates y huevo frito, también. Mis recomendaciones para que probéis son, el arroz especiado asado al carbón en hoja de banano, y el pollo y papa canaria con mojo rojo, entre otros. Pero la verdad, es que todo está delicioso.

Otro punto a favor es el servicio, que es excelente. Atienden rápido, son súper amables, si no conoces la carta o es tu primera visita, te orientan de cuantos platos pedir para quedarte bien. El restaurante es moderno, tranquilo, se puede conversar con tus acompañantes. Lo único a tener en cuenta es que hay que reservar con algunos meses de antelación.

Hay dos Yakitoro by Chicote donde comer en Madrid, uno en la Calle Reina 41 y otro en el Paseo de la Castellana 130. Puedes consultar las ubicaciones y reservar aquí.

Mr Frank

Una recomendación que nos hicieron para comer en Madrid fue este original restaurante en la calle Jovellanos 6, y que tengo pendiente para mi próxima visita. Tiene una acogedora decoración un tanto bohemia y chic. La carta no es muy extensa, y el precio es algo más elevado que los demás, pero es variada y pinta muy bien. Se define por ofrecer una experiencia a través de la cocina divertida y auténtica, elaborada con productos españoles. Sus fundadores, han traído a Madrid el primer restaurante del grupo Frank Food Managment, donde ponen en practica todo lo aprendido sobre gastronomía, durante 17 años viajando por el mundo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Mr. Frank (@mrfrankmadrid) el

Federal Café

Este lugar es el sitio ideal para comer en Madrid a la hora del brunch. Es ese momento a media mañana que se ha pasado la hora del desayuno, pero es pronto para comer (al menos para los españoles). La carta varia según el momento del día, pero creo que su punto fuerte es precisamente esta comida de media mañana en la que te apetece tanto salado como dulce. Federal Café es originario de Australia, y traen a Madrid esa atmósfera relajada donde disfrutar tanto de unas tostadas diferentes y originales, como de un trozo de tarta con un café.

El espacio tiene mesas individuales dónde comer sólo o en compañía, y otras más grandes para compartir donde poder trabajar con el portátil. Así que ya sea solo o acompañado, te sentirás a gusto. Hay dos en Madrid, uno en la Plaza Conde de Barajas 3 y otro en la Plaza de las Comendadoras 9.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Federal café (@thefederalcafe) el

Mercado de San Antón

De casualidad, paseando por Chueca, entramos a este bonito mercado convertido en espacio gastronómico. Cada vez se han puesto más de moda este tipo de lugares debido a la disminución de las ventas en los clásicos puestos de mercado. Pasando a aprovechar este espacio, y convertirlos en diferentes restaurantes y bares, ofreciendo una gran variedad de diferentes comidas. En el caso del Mercado de San Antón, verás en la planta baja, varios puestos donde comprar comida para llevar, o espacios gourmet. En la planta de arriba, hay un sinfín de puestos de comida para degustar allí, en mesas comunes para todos los restaurantes. La ventaja es que si te apetecen cosas diferentes, las compras cada una en su puesto y luego puedes degustarlas a la vez sentado en una mesa. Y si prefieres comer al aire libre, tiene una terraza muy bonita en la última planta. Hay comida española y también internacional, como asiática, italiana, mejicana, árabe, etc. Encontrarás el Mercado de San Antón en la Calle Augusto Figueroa 24B de Madrid.

Mercado de San Miguel

El Mercado de San Miguel se popularizó ya hace años, pero sigue triunfando como el primer día, sobre todo entre los turistas que visitan Madrid. Para hacer una comida completa es un poco caro en mi opinión. Pero, al igual que el anterior, son diferentes puestos de comida o estilos de tapas, así que siempre puedes ir a hacer el aperitivo para probarlo y disfrutar del lugar. La reforma es una maravilla, las paredes fueron todas sustituidas por cristales y se mantuvo la antigua estructura. Está ubicado en la Plaza San Miguel, muy cerca de la Plaza Mayor de Madrid.

Perrachica

Este restaurante fue también una recomendación para comer en Madrid de una seguidora de Cualquier Destino y que me guardo para la próxima visita. Lo que más me llama la atención es lo bonito que es el local. La decoración tan luminosa y el estilo de decoración tropical, pero con elegancia, me tiene fascinada. La carta es bastante extensa y de precios moderados. Hay muchas opciones para compartir, lo que me hace pensar que es muy buena opción cuando vas en grupo ya sea familia o amigos. Tienen también una carta para brunch, algo que me encanta. Estoy deseando que lleguen estos lugares de una vez a Tarragona. Pero de momento tendré que conformarme con disfrutar de sitios así cuando voy de viaje a grandes ciudades.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Perrachica (@perrachicamadrid) el

Pez Tortilla

Este es un lugar más modesto, pero muy popular para los amantes de las tortillas, las croquetas y la cerveza. Me lo recomendó una seguidora por Facebook y por lo que vi, está muy solicitado. Lo que tengo que recalcar que quizá no es para todos los gustos. Me explico, las tortillas son poco hechas, de esas que sale el huevo y están bien blanditas por dentro. Hay mucha gente que le encantan así, por eso este sitio triunfa mucho. Pero no era nuestro caso, así que finalmente lo cambiamos por otro en nuestra ruta gastronómica por Madrid. Aún así , como sé que sois muchos los que se os hace la boca agua con estas tortillas, ¡aquí podéis disfrutarlas así!

Podéis encontrar estas jugosas tortillas en C/ Pez 36, Madrid y C/ Cava baja 42, Madrid.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de peztortilla (@peztortilla) el

Solo de Croquetas

Y para acabar una ración de croquetas originales. Lo descubrí a través de Instagram, y cada vez que lo veo quiero morder la pantalla. ¡Poca broma con las croquetas! Las tienen de mil sabores, y además por si fuera poco, se van reinventando. Tanto que hay ¡hasta croquetas dulces! Cada día presentan más de 25 croquetas caseras. Las cuales además puedes pedir para llevar. Las ponen en una caja tan bonita que dan ganas de regalarlas. Y hablando de regalos, si realmente quieres hacer uno a un amante croquetero, hacen también catas de diferentes croquetas. Encontrarás este delicioso mundo donde comer todas las croquetas que te puedas imaginar, en la calle de Echegaray 5 de Madrid.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Solo de Croquetas (@solodecroquetas) el

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *