Qué ver en Asturias oriental y Cantabria occidental

Una de las zonas más bonitas que en mi opinión hay en España es el norte. Aunque me queda todavía mucho por conocer (como Galicia), tengo que admitir que los paisajes de Asturias son de lo mejorcito. También los encantadores pueblos costeros y su sabrosa y potente gastronomía, hace que un viaje a Asturias esté en los primeros puestos de la lista de lugares que conocer. Como es una región bastante larga y mi objetivo es que cojáis ideas para hacer una ruta en coche por allí, me centraré en la parte oriental de Asturias. Y para no quedarnos sólo con eso, llegaremos a la parte occidental de Cantabria. Otra región de insuperables paisajes verdes, pintorescos pueblos y exquisita gastronomía. Para movernos, lo mejor será desplazarnos en coche. Si vienes de lejos, lo más cómodo es llegar en avión a Oviedo o Santander y alquilar un coche. Aquí puedes encontrar vuelos a precios económicos.

Asturias oriental

Llanes

Este puede ser un buen lugar donde reservar el alojamiento. Si el viaje va a durar más de un fin de semana, siempre aconsejo alquilar un apartamento para ahorrar en comidas. Suelo reservar este tipo de alojamiento en AirBnb. Siempre he tenido buenas experiencias y si ocurre cualquier imprevisto o disconformidad, ellos responden muy bien. Si quieres probarlo por primera vez, aquí tendrás 25€ de descuento en tu primera reserva.

Llanes es un pueblo portuario lleno de vida pero que ofrece una atmósfera tranquila. Un paseo imprescindible es por el espigón del puerto. Allí están los Cubos de la Memoria, unos bloques cúbicos de hormigón pintados de colores. El puerto se adentra de forma natural hasta el propio centro, creando una pintoresca postal.

Si vas en verano, podrás disfrutar de unas preciosas playas a pocos kilómetros. Entre ellas está la playa de Gulpiyuri de acceso a pié y declarada patrimonio natural. Más grande y formando una hermosa bahía arropada por un manto de césped está la playa de Torimbia. La playa de Poo, situada en la localidad de mismo nombre, está en la desembocadura de la ría.

Ribadesella

Esta localidad se ha hecho popular por el famoso evento del “descenso del Sella”. Si quieres disfrutar de este deporte, puedes reservar tu plaza para esta divertida actividad aquí. Aunque si la piragua no es lo tuyo, hay más formas de disfrutar de Ribadesella. El paseo de la playa de Santa Marina es es toda una exposición de hermosas casas señoriales. Muchas de ellas han sido convertidas en hoteles hoy en día. Las mejores vistas las tendrás desde la Ermita de la Virgen de la Guía. Está en lo alto de un acantilado, el acceso es a través de un camino que parte desde el Paseo de la Grúa. No tiene perdida, pero sí se requiere de unos buenos pulmones para subir los escalones hasta arriba. También se conoce Ribadesella por ser el lugar donde se encuentra la prehistórica Cueva de Tito Bustillo. Declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad por la importancia de las pinturas, grabados y otras demostraciones de arte rupestre.

Lastres

Este pueblo encaramado en la montaña y con el mar enfrente se hizo muy popular en television por ser el lugar escogido de rodaje de la serie Doctor Mateo. Si ya en la serie se aprecia lo bonito que es, al natural lo es mucho más. Aquí hay dos vistas opuestas que no te puedes perder, una es desde arriba en el mirador donde está la ermita, y la otra desde el espigón del puerto.

Tazones

Muy cerquita de Lastres está el coqueto pueblo de tazones. Con calles empedradas, casas tradicionales decoradas con flores, es un lugar que bien merece la pena una parada. Con una hora o dos hay suficiente para recorrerlo tranquilamente. No perdáis de vista los detalles del pueblo, como la casa cuya fachada está totalmente revestida con conchas marinas.

Cangas de Onís

Parada obligatoria en la ruta de los Lagos de Covadonga. Su monumento más fotografiado es el puente romano con la cruz de la Victoria. Cangas de Onís destaca también por su gastronomía, y sobre todo por la amplia degustación de quesos asturianos.

Lagos de Covadonga

Quizá uno de los motivos principales para venir hasta Asturias. Los lagos de Covadonga son de los paísajes naturales más alucinantes del norte de España. A tener en cuenta que en verano suelen estar bastante aglomerados. Motivo por el que se corta la carretera dejando sólo el acceso a autobuses y taxis. Si vais durante el resto del año, no hay inconveniente alguno en usar tu propio vehículo para llegar.

El paisaje es maravilloso, vastas praderas verdes rodeadas de montañas. Te encontrarás “de morros” con alguna vaca ya que esta el ganado suelto. La imagen del conjunto es espectacular. Pero como bien dice el nombre, los protagonistas son dos grandes lagos: el lago de Enol y lago de la Ercina. Hay un mirador desde donde se divisan los dos lagos, con una vista increíble. También existen varias rutas de senderismo de diferentes longitudes, así que si dispones de tiempo, es una actividad muy recomendable. El plan ideal es llevar la comida y hacer un picnic en plena naturaleza. Eso si, siempre siempre siempre, recoged los desperdicios y tirarlos debidamente a los contenedores de basura. Está en nuestras manos que este lugar preserve su naturaleza.

Santuario de Covadonga

Y poco antes de llegar a los lagos, se encuentra el Santuario de Covadonga, una obra maestra rodeada de montañas. Se construyó entre 1877 y 1901 cuando fue declarada basílica menor. Es de estilo neorrománico y llama la atención que fue construida íntegramente en piedra rosa caliza. En los alrededores, está el obelisco  con la Cruz de la Victoria de 1857. Dicen que fue aquí donde Don Pelayo fue coronado rey, primero monarca del Reino de Asturias.

Cantabria occidental

San Vicente de la Barquera

Este bonito pueblo es una villa marinera, y así se manifiesta en sus tradiciones, costumbres y fiestas. Puede cambiar su aspecto radicalmente de la mañana a la tarde. No se trata de magia, si no de las mareas. Pueden llegar a vaciar por completo la enorme laguna que se forma frente al pueblo donde se unen los ríos y el mar. San Vicente de la Barquera está dividida en dos por el Brazo Mayor, una formación de agua. La parte antigua del pueblo es conocida como La puebla vieja de San Vicente. Es un conjunto monumental con interesantes edificios que le han otorgado el título de bien de interés cultural de Cantabria. Entre estos monumentos, está el castillo, la iglesia y los restos de la muralla.

Santillana del Mar

Este pintoresco pueblo medieval, es tan hermoso como turístico. Si no fuera por las numerosas tiendas de souvenirs, se podría pensar que el tiempo se paró hace siglos. Aunque es cierto que en los últimos 30 años ha experimentado un cambio para adaptarse a las hordas de visitantes que llegan hasta aquí, Santillana no ha perdido encanto. Es una de las visitas obligadas que hacer en Cantabria. Sólo con recorrer sus calles empedradas y contemplar esos edificios históricos ya disfrutarás de este lugar. Para no perder detalle se recomiendan hacer dos rutas monumentales, la medieval y la renacentista / barroca. En este link puedes visualizar y descargar los mapas.

Comillas

Otra parada en Cantabria es el pueblo costero de Comillas. Aquí hay varios lugares que visitar así que intenta programar al menos medio día. Aquí se encuentra el palacio El Capricho de Gaudí, una de las primeras obras del arquitecto Antonio Gaudí. Aunque todavía no había desarrollado las formas que posteriormente le llevaron a la fama, si que plasmó la originalidad que le caracteriza. Muy cerca de aquí está el Palacio de Sobrellano que data de finales del s.XIX y el cual merece visitar al menos por fuera. Otro lugar de interés es la Universidad Pontificia, y no para estudiar, si no para admirar el asombroso trabajo arquitectónico del edificio rodeado de jardines. Y para acabar, no te vayas de Comillas sin callejear por el núcleo histórico. Sigue el modelo de la arquitectura del norte de España, calles empedradas y las típicas casonas antiguas de estilo montañes.

Potes

Adentrándonos en el interior de Cantabria, pero muy cerquita de Asturias, está el pueblo de Potes, a los pies Parque Nacional de los Picos de Europa. Su casco antiguo es Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico, desde el año 1983. Un reconocimiento más que merecido como bien verás una vez pasees por el núcleo antiguo. En plena comarca de Liébana, estás en el lugar ideal para probar el plato estrella de la zona: el cocido lebaniego. Es un guiso compuesto de garbanzos de Potes, patata, berza y compango. Un plato lleno de calorías para soportar las bajas temperaturas del invierno.

One Reply to “Qué ver en Asturias oriental y Cantabria occidental”

  1. Me gusta todo de Cantabria y Asturias, su paisaje todo verde ¡¡precioso!! su gente, su clima y sobre todo como se come. Hoy hemos estado en Tazones ¡¡ Bonito pueblo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *