Cómo ahorrar para viajar más

Aunque leamos muchos consejos para viajar más barato, algo siempre hay que invertir. Viajar, al igual que vivir no es gratis. Hay gente que vive viajando porque trabaja a la vez de forma remota, o con trabajos temporales allá por donde va. Otros prefieren ahorrar par así luego cumplir su sueño de viajar a cualquier destino. Si quieres ser de los segundos, estás en el lugar ideal. Voy a darte unos consejos de cómo ahorrar para viajar más.

Marca un objetivo de lo que quieres ahorrar para viajar

Lo principal para ahorrar dinero es saber cual es el objetivo. De esta forma sabrás cuánto necesitas ahorrar para viajar. A partir de ahí podrás establecer un plan acorde a lo que necesitas. Para ello has de saber aproximadamente cuánto cuesta ese viaje que quieres hacer. Si no sabes cómo calcularlo, aquí te enseño cómo hacer un presupuesto de viaje y te facilito una plantilla de Excel que te irá de maravilla.

Separa el dinero que quieres ahorrar para viajar

Para ser consciente de cuanto vas ahorrando, es importante que este dinero esté separado del resto. Si sólo tienes una cuenta bancaria, abre otra para ingresar el dinero que pretendes ahorrar para viajar. Ojo, que no te cobren comisiones extraordinarias, se trata de ahorrar, no de gastar. Si te ofrecen una cuenta de ahorro, vigila que puedas retirar el dinero siempre que tú quieras y no cuando quiera el banco.

También puedes traspasar el dinero ahorrado a una tarjeta monedero como la Bnext o Revolut. Así tendrás ese dinero listo en la tarjeta para poder hacer las compras de vuelos, alojamientos, excursiones, etc. Estas tarjetas son ideales para viajar porque el cambio de divisa no tiene comisiones y puedes retirar efectivo gratis en cajeros extranjeros. Si quieres conocer más, te lo cuento aquí. Cuando te por este método, ¡queda prohibido usar esta tarjeta para compras que no sean en relación al viaje que estás ahorrando!

Si no, la hucha de toda la vida nunca falla. Puedes retirar el efectivo ahorrado e ir guardándolo en una hucha y ver como cada vez hay más billetes y monedas.

ahorrar para viajar

Conoce cuánto gastas al mes

Parece una tontería, pero si quieres ahorrar para viajar más, hay que gastar menos, esto es así. Estoy segura que puedes reducir los gastos mensuales que tienes. Para ello tendrás que saber primero cuánto gastas al mes.

Te propongo un reto, apunta en un Excel todos los gastos que hagas en un mes, y tus ingresos. ¡Para que funcione has de apuntar todo! Es rollo, lo sé, pero de verdad que merece la pena. Anota todo, desde el alquiler del piso, la compra del supermercado y las facturas, hasta el café que compraste en la máquina de la oficina, la cena con tu pareja, o el regalo para el bebé de tu amiga. Puedes ir apuntando en las notas del móvil conforme vas pagando y a final del día pasarlo todo al Excel. No te olvides de los recibos bancarios.

Si haces la diferencia entre total ingresos y total gastos, verás tu ahorro al mes. ¿Te gusta lo que ves? ¿No? Entonces es momento de pasar a la acción.

Tras un mes, separa los gastos en tres categorías:

  • Fijos imprescindibles para vivir: el alquiler o la hipoteca, suministros, comida, etc.
  • Fijos prescindibles para vivir: el gimnasio, suscripciones de cualquier tipo (Netflix, Dazn, Spotify, etc)
  • Gastos variables: aquellos que no se dan igual cada mes y no pondrías en los dos puntos anteriores (un regalo, ropa, cenas de restaurante, cervezas con los amigos…)

Ahora haz la suma de cada categoría para ver el total que te has gastado en cada una. Aquí ya tienes una primera imagen de donde se te va el dinero. Es hora de tomar medidas.

ahorrar para viajar

Metodos para ahorrar

Reducir los gastos

Para comenzar a ahorrar, reduce los gastos que has detallado en el Excel. Voy a darte ideas para gastar menos en las tres categorías.

Gastos fijos imprescindibles para vivir

El alquiler o la hipoteca es difícil que puedas rebajarlo a no ser que te mudes. Pero sí que puedes buscar mejores tarifas para la luz o el gas o internet y ahorrar en tus facturas. Estáte atento de optimizar los suministros, es decir, no dejar luces encendidas o la calefacción si sales de casa.

En cuanto a la comida, organiza un menú semanal y haz la compra centrándote en ese menú. Así compras lo justo y necesario, y no de más. Y lo que es más importante, ¡no tirarás comida! Si por trabajo sueles comer fuera, llévate la comida en una fiambrera, cocinar en casa es infinitamente más económico. Tu bolsillo lo notará mucho a final de mes.

Gastos fijos prescindibles para vivir

Replantéate si todo es estrictamente necesario, si le sacas partido y si lo puedes sustituir por algo más económico.

Si estás apuntado a un gimnasio y sólo vas un día a la semana, estás tirando el dinero. Puedes plantearte hacer ejercicio en casa y deporte al aire libre como correr, ir en patines o bicicleta (si tienes). Con lo que pagas en un mes de cuota del gimnasio, puedes comprarte un set de material de fitness versátil. ¡Ya hemos visto con la cuarentena que podemos hacer ejercicio sin tener que ir al gimnasio!

No hace falta estar suscrito a Amazon Prime, Netflix, HBO, Atresplayer y todas las plataformas de pelis y series en streaming. Con una es más que suficiente. Escoge tu preferida y da de baja el resto. Opta por compartir la suscripción con algún amigo para que sea más económico.

Esto se puede trasladar a cualquier tipo de suscripción de lo que sea: música, prensa digital, aplicaciones de pago, etc.

Gastos variables

Aquí iría todo el resto de gastos que no encajen en los anteriores puntos. Y seguramente donde se te irá gran cantidad de dinero. Aquí es donde más podrás ahorrar para viajar. El propósito es que cada vez que vayas a comprar o gastar dinero en algo te lo pienses dos veces. Pon freno si no es indispensable.

Ropa, cervezas, bares…

Deja de comprarte ropa que no necesitas, evita ir a centros comerciales o meterte en las tiendas online para evitar la tentación. Tomar cafés o cervezas a diario en los bares con los amigos también es prescindible. Propón un plan diferente que no implique gastar en un bar. Los planes con amigos en casa también son divertidos (juegos de mesa, cartas, etc) y además el café y la cerveza en casa son infinitamente más baratos. En verano hay planes al aire libre divertidos que no requieren gasto de dinero.

Belleza

Con los servicios de belleza sucede lo mismo. No es indispensable que vayas a hacerte las uñas de gel cada dos semanas, ni a la peluquería. Puedes comprar los tratamientos o tinte online aquí para hacértelo tú misma en casa. Mucho más económico, y además con asesoramiento personalizado.

Caprichos caros

Y si las mujeres gastamos de más en belleza, los hombres también tenéis vuestros caprichos. Aquí podría incluir, todo el equipamiento y extras para la bici, la moto, o el coche. Ya funcionaba perfectamente cuando lo/la adquiriste, no hace falta “meterle” más cosas.

Restaurantes

Las cenas y comidas en restaurantes también son prescindibles. Puedes hacerlas en casa y si es con amigos, hacer un “yopongo”, que cada uno traiga o prepare algo. Una forma divertida de cenar en casa con amigos es hacer comidas internaciones y aprender a cocinar diferentes comidas (tacos mejicanos, sushi, pizza casera, etc).

La lista es larga, pero todo ello son lo mismo: caprichos. Deberás sacrificarlos si quieres ahorrar para viajar. Si no te quieres privar de todo, puedes asignar un importe al mes y ceñirte a esa cifra sin gastar de más.

Comparte coche

Si hay algún compañero de trabajo que viva cerca, proponle compartir el coche, ¡ahorraréis los dos! Por ejemplo que cada semana sea uno quien lo lleve.

ahorrar para viajar

Conseguir ingresos extraordinarios

Otra forma de ahorrar más es tener más ingresos de los habituales. Puede parecer más difícil pero aquí van algunas ideas.

Vende aquello que no necesitas

La economía circular es beneficiosa para todos, ya sea el medio ambiente reduciendo residuos como para nuestro bolsillo. Vender de segunda mano es ideal para deshacernos de aquello que ya no usamos y además ganar un dinero extra. Seguro que hay mil cosas en casa que no necesitas y lo único que hacen es estorbar. Ya sea la bicicleta estática que sólo usas de perchero, el robot de cocina que no empleas o cualquier otro trasto.

Trabajo extra

Puedes buscar un trabajo extra para los fines de semana o a días sueltos a través de alguna ETT. Así ahorrarás más rápido. Si en tu trabajo habitual existe la posibilidad de hacer horas extras, es también una opción estupenda.

¿Tienes tu propio piso y te sobra una habitación? conviértete en anfitrión de AirBnb ofreciendo ese dormitorio de más. Lo utiliza muchísima gente y puedes generar muchos ingresos con ello. Si vives sólo/a y quieres algo más estable, plantéate tener un compañero de piso alquilándole una habitación.

Hazte con una hucha

A la hora de ahorrar para viajar todo suma, y las monedas no son menos. Este truco me lo dijo mi prima y desde entonces lo hago. Ahorro TODAS las monedas de 2€ que me llegan. Cada vez que pago algo y me dan el cambio, las monedas de 2€ van directas a la hucha en cuanto llego a casa. Puedes hacerlo con las monedas o billetes que quieras.

ahorrar para viajar

Sólo depende de ti

Ahorrar para viajar más es posible, todo es cuestión de organización y de prioridades. Hay que tener disciplina y fuerza de voluntad, puesto que ahorrar o gastar de más está en tu mano. Siéntete orgulloso de como poco a poco ese dinero destinado a viajar va creciendo, y cómo cada día, estás más cerca de cumplir el viaje de tus sueños.

¿Se te ocurren más ideas para ahorrar y viajar? Me encantará leerlas en los comentarios, ¡cuantos más trucos, mejor!

Deja un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00