Sapa, los campos de arroz del norte de Vietnam

Sin lugar a duda, uno de los lugares que hay que ir a ver a Vietnam son las montañas del norte, en la frontera con China. Es un paisaje que parece de otro mundo, montañas cubiertas de cultivos de arroz en forma de terrazas. Realmente sorprende que la pendiente de la montaña no les frena en aprovechar el terreno. Allí el tiempo se detuvo, y no te dejes engañar por tener Wi-Fi en el alojamiento, la vida de los lugareños sigue siendo totalmente tradicional. Igual que hace décadas.

El epicentro de este hermoso lugar tan popular es Sapa. Seguramente el único pueblo que ha conocido el progreso a pasos de gigante. Casi obligados, por la ola de turismo que está recibiendo en los últimos años. Es aquí donde se encuentran la mayoría de los hoteles, pero no donde nos alojamos. Quisimos probar algo diferente, una forma de conectar con el lugar, pero sobre todo con las personas. Quédate conmigo porque lo que te voy a contar realmente merece la pena oír y ver.

Como llegar a Sapa desde Hanoi

Tren nocturno

La mayoría llega a Sapa en un tren nocturno (coche cama) desde Hanoi hasta Lao Cai, el recorrido tarda 8h. Después se coge un bus hasta Sapa, que está a unos 37 km, pero el recorrido es de 1h aproximadamente. La ventaja que tiene es que te ahorras unas noche de hotel. El trayecto es de noche, sale a las 22pm y llega a las 6am así puedes dormir. De esta forma, aprovechas todo el día. El punto en contra es que si no eres de los que se duerme con facilidad en cualquier sitio, no descansarás mucho. Nosotras utilizamos este transporte para la ida, trayecto Hanoi – Lao Cai.

Si buscáis compañías de tren que hagan este trayecto, verás que hay muchas compañías. Si lo vas a coger por tu cuenta, vigila coger un tren “de turistas” ,  son los que tienen el coche cama. El más barato cuesta 32$ por trayecto (64$ i/v).

Autobus cama

También existe un autobus que cubre el trayecto Hanoi – Sapa, dura 6h. Este es muy cómodo porque hay autobuses cama (300.000 VND), donde se descansa mejor que en el tren. Además algunas compañías cuentan con Wi-Fi y puedes entretenerte viendo alguna película o vídeo en el móvil. En mi caso este es el transporte que utilizamos de vuelta a Hanoi. Salimos a las 15pm y llegamos a las 21pm.

¿Cual de los dos es mejor? Desde mi experiencia me quedo con el autobús, fui más cómoda y tarda 2h menos.

Excursionismo en Sapa

Una de las actividades principales que se hace en la región de Lao Cai, donde está Sapa y sus magnificas montañas, es hacer excursionismo. Es la única forma de encontrar las mejores vistas del valle, llenos de arrozales en terrazas. Una de las excursiones más populares es hacer una ruta pernoctando en una de las aldeas en un Homestay. Son albergues regentados por familias de las etnias minoritarias. Para hacer este recorrido es imprescindible que vayáis con un guía, y a ser posible alguien local que hable la lengua y también inglés (no sé si habrá alguno que sepa español). Al contratar a guías de las minorías étnicas, se les ayuda a ganarse la vida, un dinero muy necesitado.

Trekking por la montaña

A lo largo de la ruta subirás montañas, pasarás quizá por el Fansiplan, el pico más alto de Vietnam (3.123m). También disfrutarás de unas vistas asombrosas desde varios miradores, y probablemente te cruces con la Cascada de Plata, una de las más grandes de allí.  Todo dependerá de la ruta que hagas, de la guía y del tipo de excursión que cojas. Algunas se dedican más a recorrer aldeas. Nosotros pasamos por algunas en las que nos enseñaron como tiñen la ropa con la flor de indigo, de forma totalmente artesanal. Nos mostraron cómo sacan el arroz de su cascara con utensilios tradicionales, y lo muelen convirtiéndolo en harina. Es algo muy curioso que nunca había visto.

Durante el recorrido de 2 días que hicimos, caminamos 14 km el primer día y 7km el segundo. Así dicho no parece duro, pero realmente pasé un mal rato. Llovía a mares, tanto que pensé que ni de broma saldríamos a caminar con esa lluvia, pero estaba muy equivocada. Compramos un chubasquero cutre que me tapara la mochila, y a comenzar la ruta. El camino era extremadamente resbaladizo, fango bajando en río por donde debíamos pisar. Si no se lleva el equipamiento adecuado para esas condiciones climatológicas, es probable que resbales. Y el problema ya no era llenarse de barro al caer, si no torcerse un tobillo o peor.

Mujeres Hmong

Por suerte, no me caí en ningún momento, todo quedó en algunos sustos cuando notas que pierdes el equilibrio durante un nanosegundo. Y todo gracias a las mujeres Hmongs que nos acompañaron todo el trayecto del primer día. Los Hmongs son la etnia minoritaria más grande de Vietnam, pero no la única. Hay muchas y muy diversas, hablan idiomas completamente diferentes y visten trajes distintos. Como os contaba, un grupo de mujeres nos acompañó todo el trayecto, ayudándonos como punto de apoyo en los tramos complicados, resbaladizos o donde era difícil mantener el equilibrio. Son de muchísima ayuda, y gracias a ellas llegué sin ninguna lesión. Al final del camino ofrecen textiles hechos artesanalmente por ellas para que les compres. Es de mal gusto no hacerlo ya que es la forma de pagarles su ayuda. Aún con esto, os aconsejo regatear, pedirán precios desorbitados.

Dormir en un Homestay

Lo mejor de todo, aparte de la belleza del paisaje, fue la experiencia de quedarnos en esta casa habilitada para acoger excursionistas. Llegamos al Homestay tras acabar una ruta de 14 km de montaña bajo la lluvia. No mentiré, tuvimos una tregua de 1h en la que salió el sol. Así pude inmortalizar el entorno con mi cámara.

No sé si fue suerte o el destino, pero el grupo y la guía que nos tocó, no podía haber sido mejor. Formamos un equipo genial, una pareja encantadora de españoles, otra de Inglaterra con mucho sentido del humor, una valiente francesa que se lanzó a vivir una aventura sola. ¡Y nosotras tres! Las que no tuvimos muchos remordimientos en dejar a los maridos en casa para irnos a la otra punta del mundo.

La experiencia de quedarnos allí fue super divertida. Al final de la tarde tras pasar uno a uno por la ducha y quitarnos el barro del camino, nos sentamos en la terraza a tomar unas cervezas mientras jugábamos al UNO. Un juego de cartas que no necesitas saber idiomas para reír y pasarlo bien en grupo. Llegó otro grupo de excursionistas, así que nos juntamos unos 18 en total. Nos sirvieron la cena, montones de rica comida tradicional vietnamita, hecha por la familia que regentaba la casa. Para dormir nos repartimos en dos habitaciones comunitarias en la buhardilla.

A la mañana siguiente, nos sirvieron fruta, tortitas caseras y café para desayunar. Necesitábamos coger fuerzas para volver a la ruta. Hoy por suerte no llovía, aunque si que estaba nublado, no podíamos fiarnos de que no cambiara nuestra suerte.

Una guía brillante

Nuestra guía, Mela, era una chica local, de una de las etnias que habitan esta zona. Hablaba un perfecto inglés, y le costó menos de 3 minutos aprender unas cuantas palabras de español. Nos explicó que jamás había ido a una escuela a aprender ingles, no se lo podia permitir. Aprendió escuchando a los turistas y lanzándose a hablar con ellos. Una mujer joven que le ha tocado vivir una vida dura por el lugar donde ha nacido. Os recuerdo, como expliqué en mi vista al Museo de la Mujer, que en Vietnam es la mujer quien trabaja dentro y fuera de casa, quien hace las tareas del campo y del ganado, quien cría a los hijos… Pero Mela en ningún minuto perdió la sonrisa. Y no era una sonrisa fingida, realmente era su carácter, positivo, alegre y agradecida de poder tener el trabajo que tenía. Jamás he conocido a nadie con una risa tan pura y contagiosa como la suya. Y perdonádme que me ponga tierna, pero es que precisamente estas son las cosas que me enamoran de la experiencia de viajar. Conocer personas.

Organizar esta excursión

Donde contratarla

Puedes contratar estas excursiones con el hotel o en cualquiera de las agencias de viajes que hay en Hanoi. Te recomiendo hacerlo desde allí ya que te saldrá mucho más económico que contratarlo online desde España. Nosotras nos escribimos por email directamente con el hotel para que nos enviara los precios y lo contratamos con ellos. Al ser una de las primeras cosas que íbamos a hacer al llegar a Vietnam, no queríamos perder tiempo yendo a las agencias de Hanoi.

El hotel donde nos alojamos primero en Hanoi (podéis verlo aquí) ofrecía varias opciones de precios para hacer esta excursión de dos días. Incluía el tren i/v (con taxi a la estación), trekking con guía ambos días, una noche en Homestay y pensión completa (bebidas aparte). Nos dieron la opción de volver en tren nocturno o bien en autobús cama para llegar a Hanoi por la noche. Escogimos esta última opción, fuimos a Sapa en tren por la noche y volvimos en bus-cama 2 días después por la tarde.

Cuanto cuesta ir a Sapa

Se puede realizar este tour por tu cuenta. Pero sinceramente creo que sale más caro que haciendo con una agencia o un hotel. A nosotras nos ofrecieron hacer el mismo tour con 4 precios, desde 75 $ por persona hasta 159 $. La diferencia era que cuanto más pagas, mejores condiciones y calidad tenías. Cogimos la 3ª opción más cara, 109$ por persona. Y sinceramente si hubiéramos cogido la de 89$ creo que hubiera sido igual. El Homestay y la comida es el mismo pagues más o menos, el tren y los transfers también. Lo único que fue de un “nivel superior” fue en el bus de vuelta a Hanoi. Los hay sencillos de asientos (más baratos) o con camas y Wi-Fi que son lo más. Y para pasar 6h, pues oye no os mentiré, se iba estupendamente y te puedes echar una buena siesta.

Mi recomendación, es que si os ofrecen varias opciones por el mismo planning de tour, no cogáis los más caros porque realmente no hay esa diferencia. Vas a dormir en la misma casa, comiendo lo mismo que el compañero que ha sido más listo y ha pagado 20$ menos y viajarás en el mismo tren. Si coges la opción de volver en bus, pide que te confirmen que es un bus-cama si es lo que quieres. Y así valoras lo que vas a pagar.

Consejos para ir a hacer el tour a Sapa

  • Si te quedas a dormir en un Homestay, llévate una mochila pequeña con lo necesario para pasar la noche. La vas a cargas todo el día durante el trekking, así que no podrás llevarte la grande de viaje.
  • Las mochilas grandes de viaje se quedan en un hotel a resguardo. Es donde llegas por la mañana, desayunas y se reparten los grupos para el trekking.
  • Llévate un buen chubasquero y ropa impermeable si el tiempo es lluvioso. No olvides también algo para proteger tu mochila de la lluvia.
  • Llévate agua para la ruta de senderismo
  • El camino es duro, hay pendientes tanto de subida como de bajada, necesitas estar en una forma física decente. No hace falta ser ningún profesional pero si tener algo de resistencia.
  • Por la noche hace frío en la montaña, llévate una sudadera.
  • En caso de que llueva, tu mejor aliado será el calzado. Lo ideal son botas de de trekking, que no traspase el agua y no resbala. Si no tienes o no quieres cargarlas por dos días de uso, al menos intenta llevarte un calzado que la suela adhiera bien o no esté gastada. Este fue mi fallo y el de algunos compañeros.
  • Preparate para la aventura. Te vas a llenar de barro, quizá te resbales y caigas, creerás que no eres capaz de acabarlo… Pero en cuanto veas el paisaje o te cruces con su gente, se te dibujará una sonrisa en la cara. Pensarás que todo ha merecido la pena.

Espero que os haya servido de gran utilidad este artículo sobre Sapa. Si tenéis preguntas más precisas en las que os pueda ayudar, no dudéis en dejar un comentario. Es una de las zonas más increíbles y asombrosas de Vietnam, no lo paséis de largo porque os perderéis un tesoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *