Ruta por Escocia – Fort William y Glen Coe

La siguiente etapa de la ruta por Escocia nos llevará prácticamente todo el día. Es el camino en sí lo que iremos visitando en varias paradas. El punto de partida es Ardelve, junto al Castillo de Eilean Donan. Inevitable no hacerle una última visita antes de partir. Y es que para mi, es de los castillos más atractivos de toda Escocia gracias a su espectacular entorno. Otra vez con las maletas en el coche y bien desayunados, salimos en dirección Fort William. Allí haremos una breve parada  para pasear por su calle principal. Después nos dedicaremos a ver paisajes, esos tan alucinantes que guarda Escocia. Como por ejemplo, la zona de Glen Coe y las montañas llamadas “Three Sisters”. Acabaremos en un pequeño pueblo llamado Crianlarich. No porque tenga mucho de especial, si no porque la localización era aproximadamente el final de ruta que teníamos planeado ese día.  Para que podáis hacerla, no perdáis detalle a continuación.

Fort William

Este pequeño pueblo a orillas del lago Linnhe, goza de una ubicación privilegiada en medio de las montañas. Es el lugar preferido para realizar actividades al aire libre y deportes de montaña. La montaña Ben Navis está a escasos kilómetros de distancia y se organizan rutas de excursionismo para subir. Es el sitio ideal para deportes de aventura como senderismo, ciclismo o esquí en invierno.

Fort William debe su nombre al antiguo fuerte que aquí se alzaba como punto de defensa. Hoy en día no queda nada de la fortificación, sólo un jardín representativo en lo que en antaño fue su emplazamiento. El pueblo en sí no es que tenga muchos lugares que visitar, pero su calle principal, la High Street es agradable de pasear. Está llena de comercios, cafeterías y muchas tiendas de montañismo. Fort William es un buen lugar para alojarse y visitar los alrededores.

The Jacobite y el acueducto de Glenfinnan

Muchos viajeros que pasan por aquí, no quieren perderse la experiencia de ver pasar el tren The Jacobite por el acueducto de Glenfinnan. Este antiguo tren con locomotora a vapor se hizo famoso por representar el tren Hogwarts Express en la película de Harry Potter. Hoy en día funciona como tren turístico cubriendo la ruta Fort William – Mallaig. Como decía, el punto más fotografiado es justo cuando pasa por el viaducto de Glenfinnan, asentado sobre 21 arcos. La hora aproximada en la que pasa es las 10h45 (para ver llegar el tren de cara). Se recomienda ir con bastante tiempo de antelación, ya que se llena de gente. Debido a la ruta que llevábamos no era posible llegar a tiempo y no pudimos verlo ¡una lástima! Si queréis realizar el trayecto en el mismo tren, hay que reservar con bastante tiempo de antelación. Podéis consultar los horarios y hacer la reserva aquí.

Los paisajes de Glen Coe

El valle de Glen Coe es uno de los más valorados e imponentes de Escocia. Sus paisajes son asombrosos. En primavera, la nieve de las montañas se derrite, creando infinitas cascadas en todas sus laderas. Un fenómeno natural que no dejaré nunca de admirar. Al sur de Glen Coe se alzan tres montañas conocidas como las “Three Sister” (tres hermanas). Justo en frente hay una zona de aparcamiento perfecta para poder hacer una foto panorámica. Conducir entre saltos de agua, montañas, gargantas y estos impresionantes paisajes es tan agradable como arriesgado, resulta complicado no distraerse para admirar el entorno. La carretera tiene tramos en los que el asfalto deja mucho que desear pero en general es ancha con un carril por sentido. Por supuesto, en el valle de Glen Coe hay disponibles actividades de montaña como trekking, senderismo, etc. Aunque no hagáis ninguna, no podéis pasar por alto hacer el recorrido de Glen Coe e ir parando para poder admirar el valle.

Falls of Falloch en Crianlarich

El final de la ruta es en un pueblo llamado Crianlarich, donde hemos reservado un B&B para pasar la noche. En toda la zona de Fort William y Glen Coe, los alojamientos se disparan bastante de precio. Así que si queréis ahorrar algo de dinero, deberéis buscar otras opciones fuera de los lugares más conocidos. Escogimos el Glenardran House, un modesto B&B sin lujos pero correcto y con unos dueños muy amables.

Aunque en el pueblo no hay nada para ver, muy cerca hay una pequeña cascada llamada Falls of Falloch. Si os pilla de camino está bien de ver. Obviamente las hemos visto mejores durante esta ruta por Escocia, pero si se está allí si merece la pena acercarse.

En total la ruta del día han sido 195 km que han costado bastantes horas de recorrer. Entre paradas y el irregular estado de la carretera, hay que reservar unas cuantas horas para recorrerlo. Me apena no haber podido ver el tren de vapor pasar por el viaducto, pero a veces no todo es posible por distancias y horarios ,como fue este caso. Si os quedáis a dormir más cerca de Glenfinnan os aconsejo verlo porque por los infinitos comentarios que leí, todos aseguraban que es toda una experiencia.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *