Las mejores playas y calas de Mallorca

Se acerca Semana Santa y muchos ya tendréis la maleta casi lista para hacer alguna escapada durante estos 4 días. No sé vosotros pero yo ya estoy un poco cansada del invierno y del frío, así que un destino con buen clima es el lugar idóneo para disfrutar de estas minivacaciones. En España tenemos el privilegio de contar con lugares de ensueño y playas paradisiacas a poco más de media hora de avión, como por ejemplo Baleares. Habré ido infinidad de veces, pero siempre a la misma isla Mallorca, y aunque mentiría si negara querer visitar las demás, el tener allí a mi familia (y alojamiento gratis) es un aliciente muy importante 😉 Ya sea este puente de Semana Santa, el de mayo o en las vacaciones de verano, no os podéis perder las mejores playas y calas de Mallorca. Por supuesto hay muchas más, pero he creado mi propia lista con mis 7 preferidas.

Cala S’Amarador

Una cala ideal para pasar el día. Tiene aguas cristalinas, arena fina y rocas donde hacer snorkel… Y para no acabar abrasados, nos podemos refugiar en el pinar a echar una buena siesta a la sombra. Esta cala es un 2×1 porque hay un camino habilitado (en la parte izquierda de la playa) donde se puede llegar andando a la siguiente cala, la Cala Mondragó, también un pequeño paraíso.

Playa de Es Trenc

Es una playa larga de arena blanca y agua cristalina en medio de un entorno natural, una visita obligatoria si vas a Mallorca. Es la playa más famosa de la isla y la más visitada por los turistas, no se ha ganado la fama en vano. Recomendable ir muy temprano en la mañana si es julio y agosto para evitar las masas y coger buen sitio. Además el color perfecto azul turquesa del agua es por la mañana, otro buen motivo para madrugar. Aunque lo mejor es ir hacia final de mayo principio de junio que los turistas todavía no han llegado en masa.

Cala S’Almunia

En verdad son dos calas, una frente a la otra. La primera con arena blanca y la otra sin arena es muy curiosa. Escasos metros separan el mar de las casas pesqueras que hay en esa cala, sólo los une las rampas para bajar las barcas, donde en verano la gente se tumba a tomar el sol, o simplemente dejar las cosas mientras se baña en sus cristalinas aguas azules. Es perfecta para hacer snorkel por las rocas y escondites para ver peces de colores. Hay una roca con un gran agujero en el centro donde los más atrevidos practican saltos en él.

Playa de Formentor

Es la playa más al norte de la isla, y se aprovecha el viaje si visitáis el cabo de Formentor. Que si nunca habéis ido, hacedlo, porque son unas vistas alucinantes. Más vale ir temprano ya que no hay mucho espacio para aparcar, no serías el primero que tiene que dar media vuelta por no poder aparcar el coche. Es una playa estrecha y se llena rápido, pero su arena blanca y aguas cristalinas merecen la pena. Casi no cubre así que es ideal para ir con niños.

Caló des Moro

Muy cerquita de la anterior, más que una cala, parece una piscina natural paradisiaca. Esta sin duda es mi cala favorita de todas, pero muy masificada en verano. Es pequeñita y enseguida se llena. Mucho mejor si vais en abril, mayo o principio de junio y así disfrutar de tranquilidad y relax en este entorno natural tan mediterráneo.

Playa de Es Cargol

La playa más al sur de la isla tiene con 500 metros de largo y apenas 60 de ancho, rodeada de un entorno virgen, se accede caminando desde el faro de Ses Salines donde se puede dejar el coche. La parte positiva de las playas de difícil acceso en coche es que suelen ser tranquilas y pocos están dispuestos a caminar bajo el caluroso sol mallorquín durante 30 o 40 minutos. Pero os garantizo que la mayoría de las veces el calor y la caminata merece la pena para encontrar paraísos naturales como esta playa.

Cala Sa Barca Trencada

De pura casualidad encontramos esta pequeña cala por internet. Hay un complejo hotelero Iberostar justo allí pero al contrario de lo que pueda parecer, es un lugar muy tranquilo. También es un buen lugar para practicar snorkel donde hay mucha vida marina. El fondo de esta cala es de algas con lo que el agua no se ve turquesa como la anterior, pero igualmente es un entorno perfecto entre pinar mediterráneo y rocas. Y para los más inquietos y atrevidos, hay dos alturas habilitadas para saltar al agua desde las rocas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *