Playa Larga, bahía de cochinos en Cuba

Último post sobre la ruta por Cuba, la mejor forma de terminar este gran viaje fue en Playa Larga, localizada en la Bahía de Cochinos. Un inesperado cambio que hicimos cuando al navegar por internet encontramos este lugar alejado de los tópicos turísticos. No quiero decir que no hay turistas, haberlos los hay, pero el turismo está integrado en la cultura cubana, no es el lugar el que se ha modificado para uso exclusivo del turista como sucede en Varadero, nuestra primera opción. En el momento en que aparcamos el coche y vimos donde íbamos a pasar nuestros dos últimos días en Cuba, supimos que no nos habíamos equivocado.

Playa Larga,  es un pequeño pueblo en la Bahía de Cochinos, famosa por el fracasado intento de invadir Cuba y derrocar a Castro por parte de los estadounidenses. Este sitio es perfecto para hospedarse y tomarlo como punto de partida para descubrir todos los paisajes y actividades que se ofrecen en la zona. Hay varias casas particulares donde alojarse, y una fabulosa playa muy tranquila donde disfrutar del paisaje de la bahía. El tipo de turismo que encontraréis allí es sobre todo jóvenes mochileros y grupos de amigos en busca de relax y actividades en contacto con la naturaleza. Desde aquí se pueden hacer excursiones a la Ciénaga de Zapata, el mayor mayor parque natural del país.

QUÉ VER EN PLAYA LARGA

Bueno, más que en Playa Larga os voy a contar qué ver en la zona, ya que es un área de naturaleza muy extensa. Antes que nada, vamos a situarnos. Playa Larga es la localidad más al interior de la Bahía de Cochinos, lo que nos permite estar muy cerca de la zona interior para hacer excursiones por la Ciénaga de Zapata pero a la vez también cerca de las actividades acuáticas disponibles en la bahía.

Uno de los reclamos de la zona es el criadero de cocodrilos, situado en Boca de Guamá, donde puedes verlos muy de cerca pero de forma segura. Al ser un centro de cría, dan la posibilidad de comer cocodrilo en su restaurante, algo que creo que deberían prohibir. No lo probé porque no estoy a favor de matar estos animales sólo por disfrute turístico, así que por favor, no fomentéis. La entrada cuesta 5 CUC para los adultos y la visita es a tu libre albedrío. Hay algún criador al que le puedes preguntar curiosidades pero la visita no incluye guía. El criadero es una zona pantanosa vallada donde viven los reptiles, puedes verlos desde el otro lado de la alambrada o bien desde unas pasarelas en altura.

A 5 km de Boca de Guamá se encuentra la Laguna del Tesoro, únicamente accesible en barco a través del canal de la Laguna. Aquí está el Resort Villa Guamá, compuesto por pequeñas islas en donde están las cabañas que parecen una auténtica aldea taína. Hay un ferri que cubre este trayecto varias veces al día y también lanchas, ambos 12 CUC por persona i/v.

Pero el mayor reclamo de la zona es sin duda las excursiones al Parque Natural Montemar, la mayor ciénaga de todo el Caribe. Si eres amante de la naturaleza, en la Ciénaga de Zapata se encuentra uno de los ecosistemas más diversos de Cuba, puedes encontrar diferentes tipos de vegetación entre manglares, cactus, selva y bosque entre otros. La variedad de animales no se queda atrás, con casi 200 especies de aves, otros tantos de reptiles, mamíferos, anfibios, peces e insectos. Y hablando de insectos, ya podéis llevar el mayor de los repelentes de mosquitos que encontréis, porque se te comen vivo. Yo volví a España hecha un cromo por las picaduras.

Volviendo al tema de las excursiones, es importante que las planifiquéis antes ya que no proporcionan transporte, pero se pueden alquilar jeeps con chófer si se desea. Seguramente en la Casa Particular donde os alojéis os remitan a algún experto de la zona que se dedique a este tipo de excursiones. 

ACTIVIDADES ACUATICAS

Si eres amante del mar y del buceo, este es tu paraíso. Esta zona es una de las mejores de Cuba para hacer este tipo de actividades de agua. A pocos kilómetros bordeando la bahía por el este está la Cueva de los Peces, un cenote de 70m de profundidad repleta de peces tropicales y donde se puede bucear y explorar los rincones más oscuros (conviene llevar linterna).  El sol le da por las mañanas, así que es mas conveniente ir en ese momento ya que si no se ve demasiado oscuro y apenas se ve nada.

Para los que tenéis el carnet de buceo, podéis hacer submarinismo en una de las barreras de coral más grandes del mundo. A escasos 40m de la costa, se encuentra una pared de coral con una caída de 300m de profundidad y una longitud de 30km, realmente alucinante.  Lo mejor de todo es que no necesitas ninguna embarcación para hacer la inmersión, ya que puedes ir perfectamente nadando desde la propia orilla.

Y para los que como yo no tenéis el carnet, no os apenéis, está la posibilidad de hacer snorkel e ir hasta la primera caída de la pared. Durante el camino, a nado desde la orilla, encontraréis preciosos pececillos de colores entre los corales y la vegetación marina. Si vais con guía os llevará hasta un barco hundido a 14m de profundidad. Lo bueno de esta zona es que hay muy buena visibilidad ya que al ser una bahía, el mar está menos revuelto. Con esa profundidad se veía perfectamente y con una claridad poco habitual. El barco está justo posado en el límite donde cae la primera parte de la barrera, una primera pared de 70m de profundidad. No os mentiré, nadar por allí da bastante respeto, cuando ves que justo debajo de tu cuerpo ya no hay arena ni peces de colores, si no un profundo abismo oscuro sin fin, vuelves otra vez para adentro a terreno seguro.

DONDE ALOJARSE

Aunque hay más Casas Particulares nosotros escogimos pasar la noche en el “Hostal El Legendario”, y estuvimos tan a gusto que si fuera allí repetiría con los ojos cerrados. Los dueños son un matrimonio encantador, Arnoldo e Ivette, y juntos forman un equipo estupendo. No sólo es un lugar super acogedor y familiar, si no que hacen los mejores cócteles y cocina local de Cuba. Bueno igual me he pasado, porque no he comido y bebido por todo el país, pero creedme cuando digo que lo que sale de su cocina es realmente exquisito.

El lugar ya de por sí está en una ubicación inmejorable, justo frente al mar, es la primera casa donde empieza la playa de Playa Larga. Tienen varios dormitorios con baño propio y aire acondicionado. A nosotros nos tocó además el que tiene acceso directo al patio/terraza, mejor imposible. Tienen un patio al aire libre, con una zona cubierta para protegerse del sol, donde sirven desde el desayuno a la cena o los cócteles que te apetezcan. Ya nada más llegar te reciben con un mojito, cuba libre o lo que se ofrezca de bienvenida. Eso si que es empezar bien.

Habíamos escogido este lugar por las buenas opiniones que encontramos en internet, pero realmente superó todas nuestras expectativas. Tuvimos la suerte de poder coincidir con una familia que eran amigos de los dueños, contándonos cosas super interesantes de Cuba y su modo de vida, y ellos a su vez escuchando las de España. 

Un intercambio cultural de esos que te hacen reflexionar y apreciar todavía más lo que significa la experiencia de viajar. Porque viajar no es simplemente coger un avión y poner un sello nuevo en tu pasaporte. Viajar es conocer el lugar, su cultura su gente y sus costumbres, y eso amigos míos, no se hace con un tour organizado por una agencia en el que te recogen en un bus con 40 turistas en la puerta de tu hotel y te llevan hasta el siguiente. No tengáis miedo de ir por libre y descubrir un país por vuestra cuenta, hoy en día tenemos recursos para buscarnos la vida y abrir la mente a lo desconocido y sobre todo lo inesperado.

Y con las últimas reflexiones termina este viaje, uno de los que hasta la fecha más me ha enseñado y más me ha marcado. Haber podido conocer y cruzarme con las personas de allí que tantas cosas nos han contado, ha sido toda una experiencia muy enriquecedora. Puedo decir que estoy casi segura que algún día volveré a Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *