Cómo organizar conexiones de transporte

Hace poco lancé una encuesta para conocer un poco más vuestras necesidades viajeras entre otras cosas y me fue de gran ayuda. Una de las cosas que más me pedisteis fue ayuda para organizar conexiones de transporte. Fuisteis unos cuantos los que confesasteis que es la parte donde más inseguros os sentís. Es normal que tengamos miedo a perdernos en un país desconocido y con un idioma que no entendemos. Por ello, he pensado que será buena idea compartir con vosotros cómo organizo los traslados y conexiones de transporte cuando voy de viaje.

Si tienes cualquier otro tipo de dificultad a la hora de organizar un viaje, te animo a compartirlo a través de esta breve encuesta.

1. Hacer una búsqueda previa de qué desplazamientos necesitaremos

Lo primero que tenemos que tener claro son cuantos desplazamientos vamos a hacer durante el viaje. Y por supuesto también las distancias. No es lo mismo desplazarnos a corta distancia (de un barrio a otro), que larga distancia (de una punta a otra del país).

Corta distancia

Para corta distancia, tendremos que hacer una búsqueda previa del transporte público urbano. Normalmente siempre busco la web oficial de transporte público de la ciudad en cuestión. Con poner en inglés en Google “public transport -nombre de la ciudad-“, ya aparecerá en los primeros resultados la web oficial de la empresa de transporte. En ella siempre está toda la información necesaria: rutas, líneas, precios y tarifas de bonos. Muchas también dan la opción de descargar el mapa en PDF de la red de transporte público. Guárdatelo en el móvil para tener siempre contigo el mapa disponible y sin necesidad de conexión a internet.

Si queréis sentiros seguros, lo mejor es organizar conexiones de transporte que sepamos que haremos. En las webs de las empresas de transporte siempre hay un espacio donde puedes planificar tu ruta. Por ejemplo, desde el hotel hasta un museo. Pones un punto de partida (dirección del hotel) y un punto de llegada (dirección del museo), y automáticamente te dará todas las opciones disponibles, incluyendo transbordos si fueran necesarios. Imprímete o anota ese trayecto y fíjate en el mapa del itinerario donde quedan las paradas de subida y bajada, para localizarte una vez estés allí. Esto sería la forma tradicional, pero más abajo os doy un truco más práctico usando el smartphone.

Larga distancia

Si vamos a hacer desplazamientos dentro de un país es probable que lo hagamos en avión. Si tu destino no tiene aeropuerto, busca el más cercano en internet. Después para conseguir los mejores precios utiliza un comparador de vuelos como Skyscanner.

Si te desplazas en tren, lo mejor es buscar los horarios y trayectos en la web de ferrocarril del país. Lo que vendría siendo Renfe en España. Al igual que antes, si pones en Google en inglés “train in -nombre del país-“, tendrás en el primer o segundo resultado la web oficial.  

Sólo habrá que rellenar los datos que pide la web para buscar el tren que necesitamos. No todas las webs tienen traducción al español, pero si que todas la tienen al inglés. Saber una palabras básicas, será de mucha ayuda para hacer reservas y compras de billetes. Os dejo unas traducciones básicas del inglés:

From = Desde ; To = Hasta

Single = sólo ida ; Return journey = ida y vuelta

Date = fecha ; Time = hora

Departure = Salida ; Arrival = llegada

Otro consejo es leer artículos en blogs que detallen el desplazamiento concreto que quieres hacer haciendo una búsqueda en Google: “cómo ir de Bruselas a Amsterdam”. También son de gran ayuda los foros de viaje como Los Viajeros que tienen hilos específicos para estos temas.

2. Descargar mapas y Apps

Con la tecnología que existe hoy en día, es poco probable que nos perdamos. Y cuando digo perdernos, no es lo mismo que equivocarnos ¡que a todos nos ha pasado! Pero perdernos hasta el punto de no saber en donde narices estamos y estar horas dando vueltas… eso ya no ocurre con un móvil en la mano. Y es que admito que mi móvil es mi salvación a la hora de viajar.

Lo mejor es descargar Apps de mapas sin conexión como Google Maps o Maps.me, nos podremos orientar en cualquier parte del mundo. Sabremos llegar sin problemas del punto A al punto B siguiendo la ruta del mapa.

También hay Apps de la red de transporte público que sugiero os descarguéis previamente en el móvil. Citymapper es una aplicación en la que te puedes descargar la red de transporte público de infinidad de ciudades. Muy intuitiva y fácil de manejar. Podéis echar un vistazo a las ciudades aquí, pinchad para escoger  y descargar la aplicación en la parte inferior de la página.

3. Desplazamientos entre aeropuerto y ciudad

Es posible que este desplazamiento sea el que más preocupa a muchos a la hora de organizar conexiones de transporte. Siempre existe la opción del taxi, pero suele ser muy caro (sobre todo el Europa y EE.UU.), y en según que países, el timo perfecto al turista. Mi consejo es que siempre que puedas, utilices el transporte público.

Cuando organizo un viaje en el que llego en avión, siempre saco la información de cómo ir del aeropuerto a la ciudad en la página web del aeropuerto de llegada. Siempre suele haber un apartado que dice “como llegar al aeropuerto”. Ahí estarán las opciones que existan: tren si está lejos, bus de media distancia de empresas privadas, o líneas de bus urbano. También indicarán el punto del aeropuerto donde coger el transporte.

Una vez lo tengamos aplicaremos lo que hemos aprendido al principio ¿recuerdas? Eso es, nos iremos a la web de la red de transporte público para terminar de planificar el trayecto hasta el hotel. Posiblemente haya que coger dos buses (o metro, tranvía, etc).

Resumiendo
  • un transporte del aeropuerto a la ciudad (normalmente un punto céntrico o una estación central de bus o tren) –> lo buscamos en la web del aeropuerto
  • otro transporte desde donde nos hemos bajado antes hasta nuestro hotel –>lo buscamos en la web de la red de transporte publico.

Para manejaros en grandes aeropuertos, también es aconsejable visitar artículos específicos de blog que contengan esta información. Por ejemplo aquí os explicaba como ir del aeropuerto JFK a Nueva York.

Esto SIEMPRE lo hago antes de viajar. No quiero llegar a un aeropuerto y bloquearme sin saber a donde ir. No todos los aeropuertos están correctamente indicados y si además no hablas inglés, será complicado preguntar. Me ocurre que de tanto mirarlo y remirarlo lo llego a aprender de memoria (sin querer, os lo juro). Más de una vez he salido del aeropuerto y he sabido llegar al hotel sin ni siquiera echar un vistazo a las notas ni al mapa. ¡Y era la primera vez que iba! Pero esto ya es algo muy friki y personal, con que lo tengáis anotado y a mano, suficiente.

4. Unas palabritas en inglés serán muy útiles

Cómo ya habrás notado, con el inglés llegas prácticamente a cualquier parte del mundo. Admito que me siento mucho más segura desde que me hago entender y entiendo inglés. No soy bilingüe ni una experta, pero desde que adquirí cierta fluidez puedo moverme como pez en el agua en aeropuertos o estaciones. Así que os animo a aprender el idioma para ganar autoconfianza, es un extra de satisfacción a la hora de viajar.

Y para todos los viajeros que todavía no se animan con el inglés, os dejo este link donde he encontrado frases básicas en inglés para sobrevivir en los viajes. Hay palabras y frases cortas divididas por temas. Serán de gran ayuda a la hora de buscar y organizar conexiones de transporte.

Estos son los pasos que sigo para organizar conexiones de transporte en mis viajes. Al final siempre son los mismos sólo que localizado en el destino. Hasta ahora me ha ido muy bien. Las ventajas son que llego confiada al destino, no pierdo tiempo, y siempre escojo la opción más económica. Mejor guardar el dinero para disfrutar de visitas y actividades en el viaje 😉

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *