Montañas de mármol en Vietnam

A las afueras de Da Nang se encuentran las Montañas de Mármol, cinco formaciones en roca caliza que se elevan sobre una llanura cerca del mar. Es posible visitarlas si te alojas de Hoi An, ya que no están a más de una hora en coche. De hecho, nosotras paramos allí de camino a Hué desde Hoi An. Próximo destino en nuestra ruta de la zona centro de Vietnam. Desde Hoi An, se puede dedicar una mañana incluyendo el trayecto de ida y vuelta.

De estas montañas se extraía el mármol para trabajarlo, pero hoy en día ya no es así y se trae de China. Igualmente verás que se siguen vendiendo diversas estatuas de mármol para los turistas. Cada montaña toma el nombre de uno de los elementos naturales que representa. Son el agua, la madera, el fuego y el metal. Arriba en la cima hay pagodas y varias grutas para entrar. Hoy en día sólo es posible visitar la montaña que representa el agua, llamada Thuy Son.

Torres de mármol y pagodas

La entrada a la montaña Thuy Son, la más famosa de todas, cuesta 40.000 VND. Subir a la cima usando el ascensor son 15.000 VND más. Es muy recomendable cogerlo, una vez arriba ya hay que subir bastantes escaleras, así que mejor guardar energías.

Arriba encontrarás varios caminos que seguir, te llevarán por varias pagodas, fuentes y jardines. También hay cuevas naturales donde crearon santuarios hindúes y después budistas. Uno de los lugares más importantes es la pagoda de Ninh Ong, precedida por la puerta de Ong Chon y marcada por impactos de bala. Siguiendo por detrás hay un camino que llega a unas cuevas donde se encuentran varios Budas y esculturas cham. En el camino principal verás la pagoda de Xa Loi, una torre de piedra desde donde se ve la costa.

Mirador panorámico a las montañas de mármol

Volviendo a la puerta de Ong Chon, si tomamos el camino de la izquierda, vamos a la senda principal. Por el camino veremos una escalinata a mano izquierda que sube hasta el mirador de Vong Hai Da. Desde allí se puede disfrutar de unas buenas vistas panorámicas del mar y las demás montañas de mármol. Es importante llevar un calzado adecuado (unas deportivas por ejemplo) ya que el último tramo no es liso. Hay que subir unas rocas y con chancletas puedes lesionarte.

Cuevas

Siguiendo el mapa que te darán con la entrada, puedes seguir el camino de las diferentes cuevas que se pueden visitar. Si os soy sincera, intenté entrar a una y cuando empezó a estrecharse, me tuve que dar media vuelta y salir. No soporto los espacios cerrados y estrechos, me dan ansiedad. Así que no soy muy fan de las grutas y cuevas pequeñas. Pero igualmente me he informado de lo que hay para contároslo. Es posible entrar a la cueva de Linh Nham, una cueva alta con forma de chimenea y un pequeño altar. También está Linh Nghiem, una cueva poco profunda con un Buda. Huyen Khong es una cueva iluminada por una abertura que está al lado de la anterior. Allí hay una cámara con dos estalactitas que durante la Guerra de Vietnam, sirvió como hospital del Viet Cong.

Reconozco que no estaba prevista esta parada en mi viaje, pero antes de llegar a Hoi An, comencé a leer sobre este lugar y todas las opiniones coincidían en que merecía la pena parar aquí. Sobre todo si ibas de Hoi An a Hué. Así que no quisimos perdernos este entorno tan diferente. Ahora soy yo la que os animo a vosotros a incluirlo en el itinerario de viaje por el centro de Vietnam. Si conocéis este lugar, os invito a compartir la experiencia en los comentarios de este mismo artículo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *