10 imprescindibles que visitar en Edimburgo

Ya de por sí Edimburgo es una de las ciudades que tienen que estar en el TOP 10 de ciudades europeas a visitar. Es perfecta para pasar 2 o 3 días ya que no es excesivamente extensa y tiene muchos monumentos históricos y rincones increíbles por descubrir. En este blog me gusta dejaros los deberes hechos, quiero que lo tengáis fácil para que sólo haya que adjuntar esta  página a vuestro billete de avión y llevarla rumbo a vuestro destino. Estos son los 10 imprescindibles que no puedes dejar sin visitar en Edimburgo y no os podéis perder en la ciudad escocesa.

CASTILLO DE EDIMBURGO

El emblema de la ciudad de Edimburgo es sin duda su castillo. Alzado en lo alto de una roca, era la mayor defensa, no sólo de la ciudad, si no de Escocia. Hace miles de años (o quien sabe si millones), el lugar donde está asentado hoy el día el castillo, era un volcán activo que dejó una gran lengua de lava donde hoy en día encontramos la Old Town, su casco histórico. Su uso militar comenzó en el s. XII y no cesó hasta el 1745, fue pilar de gran importancia en la defensa de la ciudad contra los continuos ataques de los ingleses.

Hay visitas organizadas a diario en la que se pueden visitar las diferentes localizaciones dentro de su muralla como el Great Hall, el Royal Palace, las Joyas de corona, la Capilla de Santa Margarita o la Piedra del Destino entre otras. Lo que no te puedes perder es el One O’Clock Gun, un cañonazo que se dispara a diario a la una en punto (excepto domingos , Navidad y Viernes Santo) desde un cañón de la II Guerra Mundial situado en la parte final del Castillo.

Precio: £16,50 adultos / £9,90 niños 5-15 años

WEB: Castillo de Edimburgo

REAL MARY KING’S CLOSE

Para entender bien de qué trata esta visita, tengo que poneros en situación. El casco antiguo de Edimburgo está plagado de callejones estrechos en forma de cuesta o escaleras. Como os explicaba antes, la Old Town se construyó en altura encima de una lengua de lava, por lo que todo lo que se construyó después a ambos lados, tenía que ser hacia abajo. Así que mejor ir con un buen calzado para visitar Edimburgo, ya que toca caminar cuestas, subir escaleras y gran parte de sus calles son adoquinadas.

El Mary King’s Close es uno de esos callejones de los que os hablo, pero este tiene algo en particular, y es que está bajo tierra desde hace 250 años. El tour en sí sorprende con sus historias reales de familias que vivieron allí en situaciones precarias y de extrema pobreza, pero lo que personalmente me dejó alucinada es que allá en el 1600 ya existiera edificios de 10 plantas. Debido al crecimiento masivo de la población y la imposibilidad de construir en extensión por la falta de terreno dentro de los muros de la ciudad, empezaron a construir hacia arriba. Hoy en día muchos de esos edificios se encuentran sepultados bajo tierra, pero el Mary King’s Close está abierto al público desde hace unos pocos años y realmente merece la pena visitarlo. El tour está explicado con un guía que se mete en la piel de un personaje real de la propia época, quizá demasiado teatrero para mi gusto, ya que la situación en la que vivían era realmente precaria y además acompañada de enfermedades mortales. Quitando ese pequeño detalle, recomiendo si duda la visita.

Precio: £14,50 adultos / £8,75 niños 5-15 años / precios especiales para pensionistas y estudiantes

WEB: Real Mary King’s Close 

MUSEO NACIONAL DE ESCOCIA

De entrada gratuita como muchos museos en Reino Unido (a ver si en España toman ejemplo) cuenta con cinco plantas en la que descubrir todo tipo de exposiciones: desde historia de Escocia (desde los orígenes hasta los años 1990), tecnología industrial y científica, historia natural, arqueología, moda en las diferentes culturas, etc. La verdad es que es super entretenido y muy socorrido si pillas un día de lluvia, no obstante que no te condicione el tiempo. Es un museo divertido que puedes visitar a tu antojo e ir directamente a las exposiciones que más te interesen. Lo que no puedes hacer es marcharte del museo sin subir a su azotea en la planta 7, disfrutarás de unas preciosas vistas del skyline de Edimburgo.

CEMENTERIO GREYFRIARS KIRKYARD

En pleno centro histórico de la ciudad, este cementerio está envuelto de misterios y leyendas. Calificado con la escala 3 en fenómenos paranormales (se escuchan, se ven y se sienten cosas), son varios los testimonios que afirman haber sido atacados por algún espíritu, demostrando sus relatos con arañazos, mordiscos y heridas en el cuerpo. La zona de más actividad paranormal es en la zona donde se encuentra el mausoleo de Mackenzie, un director fiscal del s.XVII que mandó encarcelar y ejecutar a sangre fría en este mismo cementerio, a todos los integrantes de un movimiento religioso que hubiera participado en una revuelta contra el rey Carlos II. Cientos de años más tarde, un vagabundo buscando refugio de la tormenta, entró al mausoleo donde yacía Mackenzie y fue atacado con violencia por su espíritu. La policía no le hizo caso tomándolo por borracho, pero posteriormente cientos de personas afirmaron ser atacadas de la misma forma. No sólo en el mausoleo hay actividad paranormal, si no que también en la zona donde Mackenzie encarceló, torturó y ejecutó a decenas de personas, ha habido ataques. Incluso hace pocos años, una turista fue atacada durante un tour, motivo por el cual hoy en día esa parte del cementerio esta cerrada con una verja. ¿Leyendas o realidad? Demasiadas coincidencias para pasarlas por alto…

VICTORIA STREET Y GRASSMARKET

Esta bonita calle comercial en curva, está llena de encanto y será imposible pasar por ella sin sacar la cámara y disparar unas cuantas fotos. Se coge desde George IV Bridge, aunque yo recomiendo primero disfrutar de la vista desde arriba en Victoria Terrace. Para llegar ahí, hay que bajar por Fisher’s close desde Lawnmarket. Después puedes bajar por otro callejón de escaleras hasta Victoria Street.

Cuando llegamos al final de Victoria Street nos encontramos en una plaza alargada, Grassmarket, ideal para cenar o tomar una copa. Lugar histórico también, ya que era el emplazamiento donde se llevaban a cabo las ejecuciones.

CATEDRAL DE SANT GILES

Situada en la Royal Mile, data del s.XV aunque se restauró en el s.XIX. Su interior no es ostentoso, pero merece la pena una visita. Sant Giles forma parte de la Reforma Escocesa, y pertenece a la religión protestante presbiteriana. Hoy en día no conlleva oficialmente la nomenclatura de catedral, si no de iglesia. Sólo fue catedral durante unos pocos años en el s. XVII pero comúnmente se la conoce como catedral.

PALACIO HOLYROODHOUSE

Es la residencia oficial de la familia real Británica en Escocia, y ha servido como tal desde el s.XV para los reyes y reinas que ha habido desde entonces.  Este palacio lo encontrarás al final de la Royal Mile, calle que une el Castillo de Edimburgo con el palacio de Holyroodhouse. El complejo cuenta con el propio palacio y una abadía fundada en 1128. Se hacen visitas con audioguía para que puedas ir a tu ritmo.

Precio: £12 adultos / £7,20 niños 5-17 años / precios especiales para pensionistas y estudiantes

WEB: Palacio Holyroodhouse

CALTON HILL

Quizá uno de mis lugares favoritos de la ciudad por sus increíbles vistas, es de visita obligatoria, sin excusas, hacedme caso. Se puede llegar desde Waterloo caminando hacia el este. Un poco antes de llegar a St Andrew’s House hay un camino a mano izquierda que indica “Calton Hill”, simplemente hay que seguir el camino. Subirás a lo alto de la colina donde disfrutar de una vista panorámica de 360º, podrás ver el monte Arthur’s seat, el Palacio de Holyroodhouse, el fiordo de Forth, el Castle Rock (castillo de Edimburgo) y todo el skyline de la New Town. Arriba también hay varios monumentos de arquitectura griega como el monumento a Burns que tanto hemos visto en fotografías.

PRINCESS STREET

Es la calle por excelencia de las compras, pero también lugar donde podremos ver el monumento a Scott, un chapitel de estilo gótico con forma de cohete. La curiosidad que lo acompaña es que se construyó con donativos de particulares para honrar la memoria del escritor Walter Scott. Se puede subir para contemplar las vistas aunque no es recomendable para claustrofóbicos como yo.

A la par de Princess Street, se encuentran los jardines de nombre homónimo. En su día era un lago donde iban a parar todos los “despojos” de la ciudad, ya os lo podéis imaginar… En el s. XIX se drenó por completo y posteriormente se construyeron estos jardines.

ROYAL BOTANIC GARDEN

En el tranquilo barrio residencial de Stockbridge se puede visitar el Royal Botanic Garden, un vasto jardín botánico que cuenta con infinidad de variedades de flores, árboles y a cual más bello. Visitarlo en otoño es todo un lujo, poder contemplar los colores de los cambios de hoja desde los verdes más intensos hasta los rojos más escarlata, pasando por el dorado, parecía casi el escenario de un cuento. La entrada es gratuita, simplemente hay que pagar si quieres entrar al invernadero victoriano en la que hay más variedades de plantas.

Por supuesto Edimburgo esconde más lugares y secretos que descubrir, pero este es mi TOP 10 particular y el que quiero recomendar si vais a ver la ciudad. Me encantaría que complementaseis esta lista con algún otro lugar especial para vosotros en Edimburgo, podéis añadirlos en los comentarios de este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *