Liubliana, la desconocida capital de Eslovenia

Como os contaba en el e-book Viajar por Poco (podéis descargarlo aquí gratis), muchas veces no me importa mucho el destino al que viajo, lo que más me mueve es conocer un lugar completamente nuevo. Y eso fue un poco lo que me impulsó a viajar a Eslovenia, un país en Europa poco explotado turísticamente pero que guarda rincones maravillosos. Un país pequeño pero rico en diversidad. Es un viaje que si tenéis la oportunidad de hacer, hay que aprovecharla. La parte negativa es que no hay vuelo directo desde España, hay que hacer escala vía Zurich, Paris o Munich. Es un viaje largo y bastante pesado en horas, pero te prometo que compensa, Eslovenia es un país increíble. Y Liubliana, la desconocida capital de Eslovenia, es una joya a la espera de ser descubierta.

Liubliana

QUÉ VER EN LUBLIANA

Liubliana es la capital más pequeña de Europa, apenas llega a los 300.000 habitantes, con lo que no es muy grande. Esto es perfecto para poder visitarla a pie. Además el centro de la ciudad es completamente peatonal, algo que me encantaría adaptarán más ciudades. Puedes hacer fotos estupendas, disfrutar más del paseo y reducir contaminación. El casco antiguo está concentrado al pie de la montaña donde se alza el castillo y prácticamente en un día lo has visto todo.

Castillo de Liubliana

La mayor atracción turística es el Castillo de Liubliana, que está localizado en lo alto de la montaña, en pleno casco antiguo como os contaba. El acceso al castillo es gratuito, aunque se reservan algunas salas de exposición a las cuales para visitar hay que comprar entrada. Desde mi punto de vista, con las zonas de libre acceso ya hay suficiente si no se quiere hacer más gasto. Puedes caminar a tu libre albedrío por las mazmorras, la capilla de San Jorge o disfrutar de las increíbles vistas desde los muros del castillo. La forma más divertida para acceder es a través de un funicular que te lleva directo al castillo.

Prešernov Trg

Esta plaza de nombre poco cómodo de pronunciar para los españoles, es la más emblemática y hermosa de la ciudad, desde aquí se une el centro con el casco antiguo. Está presidida por la iglesia franciscana de la Anunciación, con su característico color salmón. En el lado opuesto, el puente Triple (la mítica foto de postal de Liubliana), da acceso a la zona antigua de la ciudad. El puente original de 1842 tenía sólo una arcada, pero en 1931, le añadieron los otros dos puentes laterales. 

Staro Mesto (Casco antiguo)

El casco antiguo ocupa el espacio desde la margen derecha del río hasta el pie de la montaña. El barrio más antiguo e importante de Liubliana cuenta con tres plazas, aunque más bien parecen calles: la plaza del Ayuntamiento (Mestni Trg), la Plaza Vieja (Stari Trg) y la Plaza Superior (Gornji Trg). Las tres son hermosas con sus edificios barrocos y pintados en colores pastel. Un dato curioso es que también veremos algunas casas que han conservado su estilo medieval.

El río Ljubljanica y sus puentes

Algo que no te puedes perder de la capital de Eslovenia es el río Ljubljanica y sus puentes, cada uno de un estilo diferente al anterior. Por supuesto en un ranking, se llevaría el oro el puente Triple mencionado antes, pero tampoco nos podemos perder el Puente de los Zapateros, el Puente del Carnicero o el Puente de los Dragones.

Iglesias más importantes

No soy muy fan de recorrerme todas las iglesias de las ciudades que visito, pero no puedo negar que algunas son imprescindibles de visitare incluso superan mis expectativas. En el caso de Liubliana me quedo con dos: la Iglesia Franciscana de la Anunciación con su mítica fachada en color salmón y la Catedral de San Nicolás, en el casco viejo con sus tejados en verde agua.

Vistas panorámicas

Lo mío son las alturas, me encanta descubrir puntos altos en las ciudades para poder admirarlas desde arriba. Así que en Liubliana no podía ser menos, y te voy a contar dos vistas panorámicas importantes, una es desde lo alto del Castillo de Liubliana que os contaba. La segunda es desde la cafetería que hay en la azotea del Edificio Neboticnik (Stefanova ubica, 1), abierta de 9h00 a 02h00. Tienen unas vistas brutales de toda la ciudad, así que podéis disfrutar del café de la mañana o de una copa después de cenar contemplando toda la belleza de Liubliana.

Edificios a destacar

Parada obligatoria frente al majestuoso edificio del Congreso, en la plaza homónima Kongresni Trg. Muy cerca, en Turjaska ulica,1 se encuentra la Biblioteca Nacional y Universitaria, un singular edificio histórico del 1941 que llama la atención por su diseño, diferente al resto de la arquitectura de la zona.

Liubliana

DONDE COMER EN LIUBLIANA

Hay muchos restaurantes en el centro y casco antiguo, algunos de ellos especializados en comida eslovena, otros comida mediterránea en general y otros muchos pizzerías especializadas. En líneas generales se come muy bien en Eslovenia.

Ljubljanski Dvor

Dvorni trg, 1. Esta pizzería tiene la fama de tener las mejores pizzas de la ciudad (y a buen precio). Tiene una carta con más de 100 pizzas, todas ellas hechas en horno de leña. Además las tienen en tres tamaños, para que no te quedes con hambre.

Gostilnica 5-6 kg

Gornji Trg, 33. Un restaurante con comida casera eslovena y mediterránea, buena calidad a precio medio. Muy recomendable pedir de postre el Apple strudel en su versión eslovena, ¡delicioso!

Spajza

Gornji trg, 28Nos quedamos con las ganas de probarlo, tiene muy buenas críticas. No teníamos reserva y estaba todo ocupado, así que debe ser verdad. Nos avisaron que sin reserva es muy difícil conseguir mesa, así que si queréis probarlo, mejor llamar previamente. Este es el restaurante ideal para una cena romántica.

Café Lolita

Cankarjevo Nabrezje 1. Esta cafetería es perfecta para darse un capricho dulce. Lo más difícil será escoger una de las tartas que tiene en su mostrador.

Liubliana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *