Cómo mantenerte seguro en tu viaje

Si cuando estamos en casa o en el trabajo nos tomamos en serio la salud y la seguridad, cuando nos vamos de viaje no tiene que ser menos. Es importante tener en mente varios apuntes si no queremos llevarnos ningún disgusto desagradable. Son cosas que hay que saber y preparar antes incluso de irnos de viaje y después aplicarlas durante el mismo. Todo dependerá del destino a donde vayamos, no es lo mismo prepararse para un país tropical que para un trekking por la montaña. Pero no os asustéis, con seguir unos poco consejos, vamos a viajar mucho más seguros y por consecuencia, mucho más tranquilos.

ANTES DEL VIAJE

1. Tomar precauciones según el destino

Si vamos a un país tropical, necesitaremos llevarnos un buen repelente para los mosquitos. Los mosquitos tropicales no son como los de Europa, allí te devoran. Además pueden contagiar enfermedades como la malaria o algún virus como el dengue o el Zika. Un repelente de mosquitos eficaz para países tropicales es aquel que contenga DEET como ingrediente.

Un mes antes del viaje, hay que ponerse las vacunas necesarias. Necesitarás unas u otras dependiendo del destino donde vayas. Hay países en los que vacunarse es opcional y otros en cambio es obligatorio. Para ello, acude al centro de vacunación internacional más próximo, solicita información sobre las vacunas que necesitas y pide cita para aplicarlas. No está de más renovar las vacunas que nos pusimos de pequeños, ya que muchos no nos hemos aplicado las vacunas de “recordatorio”.

2. Preparar un botiquín

Siempre que vayamos de viaje hay que llevar un pequeño botiquín.

Botiquín básico para todos los destinos: tiritas, paracetamol, ibuprofeno, Fortasec. Aunque este último sólo se recomienda tomar en casos muy extremos para no arruinar el viaje. Es muy frecuente sufrir diarrea al beber agua no embotellada en países fuera de Europa por contener bacterias. Al medicarnos, no permitimos al cuerpo eliminar esas bacterias de forma natural. Así que si podemos evitar tomar Fortasec y hacer dieta blanda (pollo a la plancha, arroz blanco, manzana…) mucho mejor.

Botiquín para país tropical: añadiremos a lo anterior, el repelente de mosquitos, corticoide cutáneo para picaduras e infecciones en la piel, y además bajo prescripción médica (para países con alta probabilidad de contagio de malaria) Malarone. Este medicamento se utiliza en los casos en los que no nos encontramos en una población con hospital y vamos a tardar en llegar uno, dos o tres días. De esta forma, nosotros mismo podemos comenzar el tratamiento contra la malaria.

Botiquín para ir a la montaña: además del botiquín básico, convendría llevar vendaje para torceduras, yodo (Betadine) para desinfectar heridas y cortes, gasas y esparadrapo.

Estos son botiquines básicos, siempre se pueden llevar más cosas, pero a veces tampoco disponemos de demasiado espacio de equipaje. Por supuesto hay que añadir las medicaciones personales que cada uno tome o si se sufre de alguna enfermedad específica.

3. Contratar un buen seguro de viaje

En algunos países incluso es obligatorio, pero hasta para los que no lo son, siempre hay que viajar con seguro de viaje. No merece la pena correr riesgos por ahorrarse 50€. Sobre todo para países como EE.UU. o Japón en donde la sanidad es extremadamente cara, hay que coger un seguro que tenga una alta cobertura de capital. Yo recomiendo (y utilizo) IATI Seguros, es el que mejor relación calidad-precio tiene, y además en caso de emergencia te atienden en español. Te facilitarán rápidamente el hospital más cercano donde acudir y se harán cargos de todos los trámites administrativos y económicos. No tendrás que adelantar dinero.

Siempre digo que un seguro es algo que se paga pero ojalá no se tenga que usar, pero como a veces ocurren accidentes, mejor contar con un buen seguro. Y por si todavía no lo sabíais, tenéis el 5% de descuento directo si contratas tu seguro a través de cualquier enlace que veas en este blog. Y como última novedad, IATI Seguros ha añadido dos productos más a sus servicios:

  • LARGA DURACIÓN, pensado para viajeros que planifican un único gran viaje, de entre 6 meses y un año de duración, y a un único precio para que viajar por más tiempo no resulte más caro.
  • ANUAL MULTIVIAJE, esta modalidad, da cobertura a todos los viajes que se realicen durante 365 días, de máximo 90 días de duración. Si tu pasión es viajar y aunque no puedas hacerlo de forma continuada viajas siempre que puedes, este es tu seguro.

DURANTE EL VIAJE

1. Beber agua potable

A través del agua y los alimentos podemos ingerir bacterias que puedan provocar alguna enfermedad, pero siguiendo unas sencillas pautas nos curaremos en salud. Esto es sobre todo para aplicar a los países fuera de Europa, ya que aquí más o menos todos cumplen unos estándares mínimos de sanidad en la alimentación.

Beber siempre agua embotellada. Cuando esto no sea posible, podemos potabilizar nosotros mismos el agua hirviéndola durante 3-5 minutos a 100ºC. Si no podemos hervirla, habrá que filtrarla con un filtro purificador de agua y además añadir yodo (o usar pastillas potabilizadoras) para matar los virus que no se quedan en el filtro. Esto no es recomendable hacerlo durante más de 3 semanas por el exceso de yodo al que someteríamos a nuestro cuerpo.

2. Precaución con los alimentos

En la medida de lo posible comer siempre comida lavada y pelada. Evitar comer alimentos crudos y/o con piel y sobre todo moluscos crudos. Hay que fijarse si donde vamos a comer, por ejemplo comida de puesto callejera, está expuesta a insectos. Si vemos que hay moscas rondando por los alimentos, mejor evitar comerla ya que supongo que al igual que yo ya sabéis donde tienen tendencia a rondar las moscas.

3. Evitar los mosquitos

Además de los repelentes, hay otros consejos que podemos aplicar para no atraer (más todavía) los mosquitos. Hay que evitar ponerse perfume ya que se sienten atraídos por los olores fuertes. No utilizar ropa de colores llamativos ya que tienden a ir a ellos. También podemos impregnar la ropa con permetrina que dura incluso lavados, es un insecticida que se puede utilizar en tejidos, nunca en la piel. Tenéis más información sobre como utilizar este producto en la ropa aquí.

Esto son sólo unas pautas para hacer de nuestro viaje un experiencia mas segura. Está claro que siempre se puede hacer más, y de forma más precisa según a donde vayamos, pero tampoco debe ser un tema que nos obsesione. Lo mejor que podemos hacer es dejarnos guiar por el sentido común y comportarse con prudencia pero disfrutando del viaje. Tenéis información muy util si queréis ampliar más sobre algún campo en concreto en la web de viajarseruro.org , os invito a curiosear la página.

¿Tenéis algún consejo más que compartir con otros viajeros? ¿Alguna vez has tenido una mala experiencia o has tenido que utilizar tu seguro de viaje? Cuéntanos que sucedió y como lo afrontaste. La experiencia de unos es una gran ayuda para los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *