Ciudad Imperial de Hué en Vietnam

Hué, en la zona centro de Vietnam, es conocida por su Ciudad Imperial y por estar a orillas del río Perfume. Si no dispones de mucho tiempo, te recomiendo al menos pasar un día en ella para visitar la Ciudadela. Los principales puntos de interés se encuentran dentro de sus muros. Aunque si dispones de más tiempo, puedes también dirigirte al sur a visitar las tumbas reales. El recinto imperial ha quedado bastante destruido debido a su historia, pero poco a poco se están llevando tareas de restauración. Aún así, es una visita que no te decepcionará.

Un poco de historia de Hué

En el 1802, el emperador Gia Long fundó la dinastía Nguyen y trasladó la capital de Hanói a Hué, con la intención de favorecer la unión entre Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. Así fue como se construyó esta ciudadela. El 1885, las fuerzas francesas asaltaron la ciudadela, destruyendo buena parte de ella, así como objetos de gran valor.

Más tarde, en 1968, las fuerzas norvietnamitas y del Viet Cong focalizaron en Hué un ataque que ocuparía los titulares de prensa de todo el mundo. El control del norte duró tres semanas y media, en el que murieron 2.500 personas. Los survietnamitas y los EE.UU, respondieron a este acto devastando vecindarios enteros, derribando la ciudadela y bombardeando el palacio imperial. Unas 10.000 personas fueron asesinadas, la mayoría civiles.

 

 

Visitar el Recinto Imperial

El precio de la entrada al recinto imperial son 150.000 VND por persona, quizá de las entradas más caras que pagarás en Vietnam. Aún así, sigue siendo un precio muy razonable, poco más de 5,50€.  El horario es de 8:00h a 17:30h de lunes a domingo. Es recomendable llevar ropa que subra hombros y rodillas para poder entrar en los edificios donde se exige este código de vestimenta.

El recinto se divide en varias áreas que visitar, la Ciudad Púrpura Prohibida, la residencia del emperador, el Palacio de Thai Hoy, la Sala de los Mandarines, etc. Para visitarlo todo se requieren unas 2h a un ritmo normal pero sin prisas, también depende de lo que te guste parar por cada uno de los lugares. Hice el recorrido en el sentido de las agujas del reloj, y fue acertado ya que va de menos a más en una escala de asombro, por llamarlo de alguna manera.

Puerta de Ngo Mon

Es uno de los puntos de acceso del recinto imperial y el que recomiendo. Es el más imponente, podéis verlo en la foto de portada de este artículo. Esta situada frente a la torre fortaleza con la bandera de Vietnam. El pasillo central estaba reservado exclusivamente al emperador, al igual que el puente que cruza el estanque de flores de loto. En el piso superior de esta entrada, el emperador hacía sus apariciones en los actos importantes. Aquí fue donde abdicó en 1945 poniendo fin a la dinastía Nguyen.

El palacio de Thai Hoa

Este palacio de 1803 tiene una imponente sala llena de columnas talladas y lacadas de un rojo escarlata. En él se celebraban las recepciones oficiales del emperador así como las ceremonias. No se permiten hacer fotografías pero no me pude resistir e hice desde la puerta. Una sala majestuosa.

Salas de los mandarines

Justo detrás del Palacio de Thai Hoa se expande un patio con unas edificaciones a ambos lados. Estas salas eran usadas por los mandarines a modo de oficina, y también prepararse para las ceremonias. Detrás del patio se han reconstruido dos largas galerías lacadas en el mismo rojo escarlata de antes.

Sala de lectura del emperador y Teatro Real

La sala de lectura del emperador fue la única parte de la Ciudad Púrpura (o Ciudad Prohibida), que se mantuvo intacta durante la reocupación francesa de 1947.  El Teatro Real funciona hoy en día ofreciendo actuaciones culturales de unos 45 minutos. Fue inaugurado en 1826 y entonces albergaba el Conservatorio Nacional de Música.

Jardines de Co Ha

Al noreste del recinto imperial, se encuentran estos cuidados jardines. Aquí conviene pasear sin prisas y disfrutando del bonito entorno. Hay varios estanques  con puentes y glorietas que lo hacen aún más atractivo. Es el lugar más relajarte de la Ciudad Imperial.

Ciudad Púrpura Prohibida

En el centro del recinto imperial se encontraba la respetada Ciudad Púrpura Prohibida. Pero lamento decir, que hay que imaginársela, puesto que fue completamente destruida. Era una ciudadela dentro de otra, en donde nadie excepto el emperador podía acceder. Los únicos autorizados a entrar, eran sus sirvientes. Todos ellos eunucos para evitar la tentación de seducir a las mujeres del emperador.

Residencia de Dien Tho

Esta área del complejo era el lugar de residencia de muchas reinas madre. Cuenta con varios edificios, y un estanque. El entorno y la arquitectura es delicado y relajarte. Aunque también ha sido bastante deteriorada, es de los lugares que mejor se distinguen. Cuenta con una exposición de fotografías y vídeo para el visitante. Personalmente, junto con los Jardines de Co Ha,  este fue el lugar que más me gustó.

Templo de Thai To Mieu y las 9 urnas

Un recinto amurallado al suroeste de la Ciudad Imperial, guarda el tempo de Thai To Mieu donde se encuentran los sepulcros de los emperadores. Justo en frente, el lado opuesto de la plaza está el pabellón de 3 plantas Bien Lam y las nueve urnas dinásticas creadas entre 1836. Cada una está dedicada a uno de los emperadores de la dinastía Nguyen. Simbolizan el poder y el trono.

No pasamos más que unas horas en Hué para visitar la Ciudad Imperial, pero mereció la pena. Un lugar histórico que no hay que perderse. Muchos pasan en Hué al menos una noche pero como suele pasar, cuando no nos podemos quedar tantos días como quisiéramos, hay que escoger una ruta. Por la noche, cogimos un vuelo desde Hué hasta la moderna Ho Chi Minh, antigua Saigón. El próximo día os contaré que ver y hacer en este ciudad en 24h. Si habéis estado en Hué más de un día ¿que recomendáis visitar? ¿Hicisteis el paseo en barco por el río Perfume? Sería de ayuda para muchos viajeros conocer vuestros consejos, no dudéis en compartirlos en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *