Ciudad de Ho Chi Minh en 24h

Ho Chi Minh es la ciudad más grande y poblada de Vietnam, 11 millones de habitantes se aglomeran en esta urbe moderna y vibrante. Es muy diferente a la capital Hanoi, que aunque tiene 9 millones de habitantes, es una ciudad más tradicional. Ho Chi Minh, conocida por su antiguo nombre Saigón, ha avanzado a un ritmo vertiginoso. Tiene todo tipo de ofertas a los turistas, desde hoteles de lujo a hostales para mochileros, restaurantes refinados y puestos de comida callejera, tiendas de los diseñadores más exclusivos y mercadillos en la calle. Ho Chi Minh es sinónimo de contrastes.

Aunque a simple vista pueda abrumar su tamaño, se puede hacer mucho en 24h. Llegamos un día por la noche y le dedicamos un día entero a visitar lo principal. A la mañana siguiente nos fuimos a la estación de buses para nuestro próximo destino. Así que si vuestro paso por la ciudad es también bastante fugaz, no os preocupéis. Es posible visitar lo más importante de Ho Chi Minh en 24h.

Qué ver en Ho Chi Minh

Influencia francesa

Hay zonas donde aún se aprecia la influencia francesa, la catedral católica o edificios de arquitectura neoclásica pueden ser claros ejemplos. Uno de los mayores puntos de interés es la Catedral de Notre Dame. Aunque comparte nombre con la archiconocida de Paris, no es nada parecida.  Está en el barrio gubernamental, un edificio de ladrillo de estilo neorrománico que data de finales del s.XIX.

El antiguo ayuntamiento es un magnifico edificio, que aunque no es posible visitar por dentro, merece la pena ver por fuera. Es uno de los edificios más representativos de la ciudad, hoy en día sede del Comité del Pueblo de Ho Chi Minh.

El Teatro de la Opera, conocido como Teatro municipal, está situado en un cruce muy cerca de los edificios comentados antes. Es uno de los más emblemáticos de la ciudad, de estilo francés belle époque. Recuerda a un pequeño palacio europeo. Puedes asistir a actuaciones de teatro, ballet o danza moderna. Para ver la programación puedes consultarlo en la web.

La Oficina Central de Correos es un monumento en sí. Da igual que no quieras enviar ninguna carta, no puedes irte de Ho Chi Minh sin entrar. Fue diseñada por Gustave Eiffel y acabada de construir en 1891. Su influencia francesa está más que clara con un creador como Eiffel. Las altas paredes del vestíbulo están decoradas con mapas del sur de Vietnam. Y en una de las paredes más destacadas hay un mosaico del venerado Ho Chi Minh, quien da nombre a la ciudad.

Ciudad moderna

La ciudad de Ho Chi Minh ha crecido a pasos de gigante, pero también en lo que a altura se refiere. Hay varios edificios que bien podrían ser tratados de rascacielos. Especialmente la torre Bitexco, de 68 pisos y 262m de alto. En teoría, su creador simuló un bulbo de flor de loto, aunque creo que hay que echarle una buena dosis de imaginación para verlo. El caso es que tiene una plataforma en forma de terraza donde hay mirador alucinante. Se llama Saigon Skydeck y cuesta unos 200.000 VND subir.

Hay otra alternativa más low cost, o al menos más completa: subir a un rooftop bar (en inglés queda más chic, pero viene siendo la azotea de toda la vida). Las hay en alguno de sus altos edificios y puedes tomarte una copa mientras disfrutas de las vistas. Subimos a la terraza OMG en el 15-19 de Nguyen An Ninh. Las copas no son especialmente baratas pero si vas en la happy hour (de 17h a 19h si no recuerdo mal), cuesta toda la carta a la mitad. Así que lo ideal es ir a media tarde, disfrutar de las vistas y la puesta de sol mientras tomas un coctel a mitad de precio.

Museo de los Restos de la Guerra

No tenía las expectativas muy altas de este museo y quizá por eso me impresionó más de lo que creía. La Guerra de Vietnam fue sin duda una de las más devastadoras que ha sufrido el país. Las cifras son abrumadoras:

  • 3 millones de muertos (2 millones eran civiles)
  • 2 millones de personas heridas
  • 300.000 desaparecidos.

Este museo expone la brutalidad de esta guerra y el legado tan atroz que dejó tras ella. Ya que no nos daba tiempo de ir a visitar los túneles de Cu Chi, quisimos conocer de alguna forma la parte más dura de la historia contemporánea de Vietnam.

Se divide en varias plantas y salas enfocados en diferentes temas. Hay expuestas armas, vehículos blindados, bombas y armas experimentales que en su día fueron secretos militares. El museo está ilustrado con fotografías que te ponen los pelos de punta, artículos de prensa traducidos, vídeos y confesiones transcritas que te llegarán al alma. Tenemos una idea muy equivocada de lo sucedido por culpa de la influencia de EE.UU. sobre el planeta. Pero los héroes que se muestran en las películas, eran asesinos que masacraban pueblos enteros de campesinos. Pocos museos muestran de forma más vívida la brutalidad de la Guerra de Vietnam. Creedme cuando os digo que es una visita imprescindible. Es un museo muy fácil de recorrer que además te permite ir a tu ritmo. La entrada es muy barata, sólo cuesta 15.000 VND (menos de 0,60€).

Palacio de la Reunificación

Este edificio histórico de aspecto sobrio está ligado con la caída de la ciudad en 1975, cuando entraron los tanques comunistas. Sólo lo vimos por fuera de pasada, pero si os interesa, se hacen visitas interiores. Este palacio fue la vivienda del gobernador-general francés de Cochinchina en 1868, aunque no era así originariamente. Cuando los franceses se fueron, se convirtió en el hogar del presidente sur vietnamita Ngo Dinh Diem. Era tan poco querido que su propia armada bombardeo el edificio en 1962 con la intención de matarle. No lo consiguieron, y este ordenó la construcción de una nueva residencia con un refugio subterráneo. Lo mataron antes de que pudiera disfrutar de su ansiado bunker. Tras él, vivieron aquí varios presidentes.

Aunque como decía no lo llegué a visitar, me he informado de lo que os encontraréis dentro. Tiene varias plantas distribuidas en salas de reuniones abajo y salas de recepción arriba. En la parte trasera, están las habitaciones del presidente. También hay sala para jugar a cartas, un tanto psicodélica según opiniones. Cuenta con sala de cine y un club nocturno con helipuerto en la azotea. Mucho comunismo pero no escatimaban en lujos. Aunque dicen que lo más interesante está en el sótano. Allí hay un centro de comunicaciones, de operaciones y túneles.

Mercado callejero de Ton That Dam

En la calle Ton That Dam hay un mercado callejero lleno de puestos de comida muy auténtico. A diferencia de otros, aquí verás más vietnamitas que turistas comprando. Hay de todo tipo de comida, pescado fresco, carnes, frutas tropicales totalmente desconocidas para los europeos poco viajados, etc. Lo que más me sorprendió fue la de infinidad de clases de arroz que venden. Aunque no podía ser de otra manera tratándose de un país con una elevada producción de arroz como es Vietnam.

Ocio en Ciudad de Ho Chi Minh

En la atestada calle de Bui Vien está concentrado todo el ocio del centro de Ho Chi Minh. Lo llaman el barrio de los mochileros, pero sólo recomiendo alojarse en este lugar si buscas fiesta y juerga hasta altas horas de la noche. Estuvimos en esta calle en el hotel Meraki y el bullicio de nocturno no nos permitió descansar ninguna de las dos noches. Eso si, pasear por la noche en esta calle es todo un espectáculo. Está llena de luces, letreros de neón,  a reventar de gente de todas nacionalidades, y música a todo volumen de los clubs de fiesta. Durante el día es más tranquila y comercial, con tiendas de souvenirs y ropa bastante económica.

Organizar la ruta de un día por Ho Chi Minh

Ahora vamos a intentar poner en orden toda esta información. Recomiendo buscar el alojamiento en el distrito 1 para no perder mucho tiempo en trayectos.

Comenzaremos el día partiendo del mercado callejero de Ton That Dam, siguiendo hacia la Torre Bitexco y saliendo al paseo Nguyen Hue hasta el río. A la izquierda verás el Majestic Hotel, un hotel de lujo que es a su vez un edificio histórico. Siguiendo por la calle Dong Khoi, llena de tiendas de lujo, se llega hasta el Teatro de la Ópera. Justo frente al lateral de este edificio está el Hotel Continental, el más conocido de Ciudad de Ho Chi Minh y con pinta de ser bastante caro. Siguiendo la ruta llegamos al Edificio del Comité del Pueblo que os explicaba al principio del artículo. Retomando la calle Don Khoi, llegamos hasta la catedral de Notre Dame y la oficina central de correos justo al lado.

Llegados a este punto, depende de la hora de inicio de la ruta, si es más o menos la hora de comer, podríamos hacer un parón para ello. Si da tiempo porque aún es pronto, iremos al siguiente punto, el Palacio de la Reunificación. De ahí, nos iremos al Museo de los Restos de la Guerra. Ya por la tarde, de regreso en dirección al punto de partida podemos ir a tomar algo al OMG, bar situado en la azotea del 14 de la calle Lê Lai.

Si sobrase tiempo, recomiendan hacer un crucero nocturno en el río de un par de horas. Es probable que incluso alguno incluya una cena, así que sería es broche perfecto para cerrar este día tan intenso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *