10 lugares imprescindibles que ver en Amsterdam

Hace apenas una semana volvía de la primera escapada de este año, Amsterdam. Estaba en mi lista viajera desde hace un tiempo y por fin puedo tacharla. Eso si, ahora está en la lista de “ciudades a las que un día volveré”. Por que efectivamente he vuelto con muy buen sabor de boca y con ganas de descubrirla un poco más. Es una de las ciudades europeas más visitadas y ahora entiendo el motivo. La definiría como un lugar muy auténtico y difícilmente comparable. Las calles divididas en canales, sus particulares edificios de grandes ventanales y sus miles de bicicletas, la hacen especial. Si también es tu primera visita a la ciudad, te presento el TOP 10 de lugares imprescindibles que ver en Amsterdam.

Canales de Amsterdam

Lo primero que llama la atención de Amsterdam es la cantidad de canales que hay. Los canales más importantes forman unos anillos alrededor del centro de la ciudad, son el Herengratch, Keizersgracht, Prinsengracht y el Singel. Los tres primeros forman el Grachtengordel. Todos ellos están bordeados de las tradicionales casas de Amsterdam. Edificios estrechos de 3 o 4 plantas, con las fachadas ligeramente inclinadas hacia delante a propósito. Algunas de ellas también están torcidas hacia un lateral por los movimientos del suelo sobre el agua.

Todos estos canales son perfectos para pasear y perderse sin rumbo, aunque el más bonito para mi es el Herengratch. Es el que más encanto tiene por lo singulares de los edificios que lo bordean. Hagas donde hagas una foto, será de postal.

Begijnhof

Esta plaza privada está abierta al público y bien merece una visita. Se trata de un santuario de elegantes casas donde sólo viven mujeres. Es una tradición que se conserva desde que se fundó en 1346, cuando se creó este lugar para acoger a una hermandad de mujeres católicas, las beguinas. No pases por alto la casa de madera de la esquina, es la más antigua de Amsterdam y sólo hay dos así en la ciudad. La religión estaba prohibida allá por el s. XVII, así que no quedó más remedio que practicarla de forma privada. Por este motivo, las beguinas crearon la primera capilla clandestina en 1665, convirtiendo dos casas en una iglesia. Es un lugar hermoso, un remanso de paz lejos del ruido y bullicio de la ciudad. Parece mentira que esté en pleno centro. Es sin lugar a dudas unos de los lugares imprescindibles que ver en Amsterdam.

Plazas que ver en Amsterdam

Con el buen tiempo las plazas de Amsterdam se llenan de terrazas, músicos callejeros y buen ambiente. Son el lugar ideal para tomar algo y descansar un poco después de horas caminando la ciudad. Las más animadas sin duda son la plaza Spui, y la plaza Leidseplein.

Aunque si hablamos de plazas, aquí tengo que mencionar la más importante de la ciudad, la plaza Dam. Aquí comenzó esta ciudad, y aunque como todas las historias de origines siempre tienen alguna versión que varia de otra, dicen que fueron dos pescadores quienes dieron a parar a este lugar. Llegaron a este punto donde no existía ciudad alguna y sólo había agua, el río Amstel. Comenzaron a poblarlo y frenar el agua con un dique (Dam en holandés), de ahí derivó al actual nombre de la ciudad: Amsterdam.

La Plaza Dam es el punto más céntrico de la ciudad. Aquí se encuentra la Nieuwe Kerk (iglesia nueva), que no tiene función de tal, si no que es una sala de exposiciones. El edificio más imponente de la plaza es por supuesto el Koninklijk Paleis, es decir el Palacio Real. Que hoy en día no está activo como tal (no vive la familia real), pero si lo hizo antiguamente. Ahora se utiliza para eventos estatales.

Mercado de flores flotante

Es inevitable pensar en los Países Bajos y no pensar el tulipanes. Es muy típico comprar bulbos de tulipán para plantarlos en casa y así tener un recuerdo bonito al que mirar cada día y rememorar Amsterdam. Para comprarlos puedes ir al mercado de las flores bloemenmarkt, abierto cada día de 9h a 17h30. Estas tiendas llenas de flores de todas clases forman en su conjunto un mercado flotante sobre en canal Singel. Si sueles comprar souvenirs (imanes y cosas del estilo) aquí encontré los más baratos.

Barrio Rojo

Normalmente cuando se habla de Amsterdam, este suele ser el lugar más conocido. El Barrio Rojo (Red Light District) debe su nombre a las innumerables luces rojas que hay en los escaparates donde las prostitutas se exponen para ofrecer sus servicios. Aquí la prostitución es legal y en este barrio en concreto es donde se concentra este negocio. Aunque puede resultar chocante cuando vas por primera vez, hay que tener respeto y no está permitido grabar vídeos ni hacer fotos a las chicas.

Otra particularidad de este barrio es la cantidad de coffee shops que puedes encontrar. Que el nombre no te confunda, no es un lugar donde ir a desayunar un café con unas tostadas precisamente. Los coffee shops son bares o cafeterias donde es legal consumir marihuana. Puedes comprarla allí mismo y sentarte en sus mesas a fumar. Por paradójico que parezca, está prohibido fumar tabaco y tampoco venden alcohol. Puedes beber refrescos, café o cualquier bebida no alcohólica. El coffee shop más popular y mítico es el Bulldog “The first”, en Oudezijds Voorburgwal 90. Aunque no quieras sentarte a fumar, es curioso entrar a echar una ojeada y salir ahumado. Eso si, sólo mayores de 18 años.

Barrio de Jordaan

Este barrio en el anillo oeste es uno de los lugares que ver en Amsterdam en tu primera visita. Está formado por pequeñas calles y canales con sugerentes tiendas y galerías. Se construyó siguiendo las líneas formadas por los antiguos diques en 1612. Es por eso que la orientación de sus calles es diferente al resto del centro de la ciudad. Fue un barrio obrero construido especialmente para los trabajadores. Hoy en día es el lugar ideal para perderte paseando. Aunque si soy sincera, no llegué a ir hasta arriba del todo. Y por lo que me han explicado, me dejé por ver lo más bonito del barrio, el canal Brouwersgracht. Así que anotadlo para que no os pase también. Otra visita en este barrio, es el mercado de pulgas Noordermarkt, donde se puede comprar antigüedades y textiles.

Image and video hosting by TinyPic

Letras IAMSTERDAM

Justo frente al museo más importante de la ciudad, el Rijksmuseum, se encuentran las letras más fotografiadas de Amsterdam, IAMSTERDAM. Es recomendable ir bien temprano para poder sacar fotos con poca gente. A partir de las 11h es probable que ni veas las letras de toda la aglomeración que posa frente a ellas. Si eres ágil, puedes trepar sobre ellas para inmortalizar el recuerdo.

Museo Casa de Anna Frank

Seguro que has oido hablar del libro de El Diario de Ana Frank. Una adolescente judía que con apenas 13 años tiene que esconderse con su familia en un anexo secreto para no ser descubiertos por los nazis. Así pasan dos largos años, en silencio y sin salir a la calle. En Amsterdam se encuentra esta casa donde la familia Frank vivió como si fueran fantasmas.

La visita es guiada en español con un audioguía que va relatando los hechos conforme vas pasando por las habitaciones. El tour es interesante y para mi, es uno de los lugares que hay que ver en Amsterdam. Si viajas con niños mayores, también es apto ellos. La visita acaba en el museo donde hay material extra de la agonía que sufrieron durante la ocupación nazi. Es importante que reservéis con antelación día y hora de visita. Sólo se puede acceder previa reserva y compra de entrada online. Podéis adquirir las entradas aquí, precio 9,50€ por adulto.

Oude Kerk (Iglesia vieja)

Esta iglesia del s. XIV puede llamar su atención por la ubicación, en pleno Barrio Rojo. Como os he comentado antes, en este barrio es donde se ejerce la prostitución. Y esta profesión lleva siglos ejerciéndose aquí. Aunque puede parecer extraño que convivieran curas y prostitutas, hay una explicación muy curiosa. Al igual que unas ejercían un negocio… la iglesia también. Cuando los marineros llegaban a Amsterdam después de meses o años sin pasar por su casa, tras unos tragos en las tabernas, se daban una alegría al cuerpo con estas damas. Después venían los arrepentimientos de los que estaban casados, y las prostitutas les llevaban a confesarse a esta iglesia. A lo que los curas comenzaron a vender absoluciones de pecados de forma anticipada. Los marineros pagaban por estas absoluciones y luego así poder pecar con la conciencia tranquila. Un negocio perfecto para ambas partes.

Las Nueve Calles

Estas calles forman un pequeño barrio muy pintoresco que se extiende entre las calles Leidsestraat y Raadhuisstraat. A su vez está atravesado por los 4 canales más importantes de Amsterdam: Herengracht, Keizersgracht,  Prinsengracht y Singel. En varias de estas calles se instalaron hace siglos artesanos peleteros. De ahí que todavía conserven nombres de las pieles de animales, calle del corzo (Reestraat), del ciervo (Hartenstraat), del lobo (Wolven) o del cuero (Huidenstraat). Hoy en día está llena de tiendas vintage, bonitas cafeterías y boutiques de moda. Es el lugar ideal para ir de tiendas y huir de las grandes multinacionales.


GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *