10 cosas que NO debes hacer cuando viajas

Vamos hace un parón en medio de los artículos de la ruta por Escocia para hacer una sesión de consejos de viaje. Siempre vemos comentarios sobre qué hay que hacer cuando se viaja, pero ¿qué pasa con lo que NO debes hacer cuando viajas? Efectivamente, también hay reglas ocultas en este aspecto. Desde mi experiencia y mis errores, quiero ayudaros a tomar las decisiones correctas. Y para no ponerme muy cansina, voy a comenzar con una lista de 10 cosas que NO debes hacer cuando viajas.

NO planificar un viaje

¡Empiezo fuerte! Seguro que hay quien me tiraría a los leones por decir esto. Pero viajar 100% a la aventura es un riesgo enorme. Esto es sobre todo aplicable para las personas que viajan con fecha de ida y vuelta. Obviamente si te vas 1 año a recorrer el mundo no vas a planear todo el viaje. Pero seguramente trazarás un plan (aunque se modifique conforme pase el tiempo). El caso es que si vas de viaje, al menos preparar un planning de ruta. Busca qué hay de interesante a ver en el destino y localízalo en un mapa. Así podrás organizar los días necesarios en cada lugar y cómo llegar a él. No planificar es una de las cosas que NO debes hacer cuando viajas. Porque probablemente te cruces el mundo para quedarte a las puertas de aquel lugar soñado por no comprar la entrada con antelación.

Viajar sin seguro de viaje

Esto es ser un auténtico temerario y en según qué destino, incluso buscarse la ruina. Poca broma con esto, hay países en los que la sanidad es inaccesible sin seguro privado. Por ejemplo en EE.UU sólo por una consulta a urgencias por un malestar ya son más de 300$, que te lleven en ambulancia 800$ y una operación de apendicitis puede costar 20.000$. Viajar sin contratar un seguro de viaje que te cubra cualquier asistencia médica es lo más importante de las cosas que NO debes hacer cuando viajas.

En el caso de los españoles que viajen por la Unión Europea, puede utilizar el sistema sanitarios público ya que están concertados. Pero para el resto de países siempre hay que contratar un seguro de viaje. ¿Mi recomendación? IATI Seguros, buena relación calidad precio, no hay que adelantar dinero jamás y siempre atienden en español. Además cubre también otros aspectos como perdidas de equipaje, retraso o robo. Recuerda que para mis lectores, tenéis un 5% de descuento. Nunca está de más ahorrar un dinerillo.

Cambiar dinero en el aeropuerto

Es abusivo el tipo de cambio que ofrecen. Es la vía rápida, bajas del avión y ¡oh una oficina de cambio! Más fácil, cómodo y rápido imposible. Pues que sepas una cosa, eso tiene un precio, ¡y caro! Espérate a llegar a la ciudad de destino, cualquiera de las casas de cambio tendrá el tipo mucho mejor que en el aeropuerto. Sólo aconsejo cambiar los justo para coger el transporte si no admite tarjeta o no quieres usarla.

Ir a un restaurante en un lugar turístico

Este consejo es básicamente para proteger tu bolsillo. La diferencia de precio de sentarse a comer en una plaza “famosa” a hacerlo cuatro calles por detrás es abismal. Sólo has de saber que los sitios se pagan. Seguramente el alquiler de local tampoco valga lo mismo, así que lo cobrarán el sus platos. Sucede lo mismo con las cafeterías o bares. Siempre pagarás mucho más de una consumición en el lugar turístico.

Un claro ejemplo fue en Roma. Primera visita a la ciudad, mi padre pagó 11€ de un café sólo (3,50€) y de un diminuto helado de una bola (7,50€) en la Piazza Navona. Me pareció tan caro, que 14 años después aún lo recuerdo. Segunda visita (aún me acordaba de la primera), callejeé en los alrededores de la Piazza Navona, no más de cuatro calles de distancia de la plaza. Pedí un cortado en una cafetería (curiosa, toda decorada con el tema de la música) y pagué 0,85€. ¡Alucinante la diferencia!

Racanear hasta el último euro

Viajar barato y low cost está genial. Yo soy la mayor promotora de este tipo de viajes. Pero tampoco hay que pasarse ya que a veces es preferible pagar algo más por algo mucho mejor. Por ejemplo, ahorrarte 30€ de un vuelo teniendo que hacer una escala de más. Tú tiempo de espera en aeropuertos ya valen esos 30€. Pagar 10€ menos de hotel alejandote del centro. ¿Cuanto dinero tendrás que invertir en desplazamientos? ¿Y en tiempo? A veces más vale pagar un poco más y ahorrártelo en tiempo y transporte. Perderte una visita que te encanta porque es algo cara. Intenta ahorrarlo por otro sitio para no perderte la experiencia si hace falta. Aquí tienes ideas y trucos para viajar barato.

Hacer reservas con demasiada antelación

A veces nos puede el ansia y cuando ya tenemos un chollazo de billetes de avión, queremos reservarlo todo. Pero 6 meses antes… no hace falta. La vida da muchas vueltas y los viajes mas. Puede ser que cambies de idea de ruta y tengas que cancelar alojamientos. Si tienen cancelación gratuita, estupendo. Si no, fracaso. Lo mismo con las entradas o los billetes de bus, una vez comprados no se pueden devolver en la mayoría de los casos. Mejor apura para comprarlo y no perder el dinero en caso de imprevisto o cambio de plan.

Participar en atracciones turísticas con animales

Desgraciadamente hay personas que sacan dinero torturando animales. Lugares en los que los turistas, nos queremos hacer una foto para subir en Instagram. Sin ser conscientes que la mayoría de las veces, estos animales han sido “educados” a base de maltrato, para que aprendan a posar en la foto o hacer un show. Además que en la mayoría de los casos, viven encerrados o encadenados. Recuerda que cualquier actividad que implique un adiestramiento animal, es una de las cosas que NO debes hacer cuando viajas.

Si viajas a Asia, por favor no hagáis paseos subidos en elefantes o vayáis a cualquier sitio donde estos, pinten un cuadro o jueguen a futbol. Han aprendido a hacer eso a base de palizas y torturas. Si queréis ir a ver estos hermosos animales, mejor informarse bien antes y colaborar con su bienestar visitando un santuario de elefantes. Lugares en donde reciben ayuda y cuidados para recuperarse y volver a ser puestos en libertad.

Lo mismo sucede con los zoos (para mi una cárcel de animales inocentes), shows de delfines o circos con animales. Afortunadamente, estos ya han sido prohibidos en España.

Bajar la guardia

Cuanto más concurrido sea un lugar, sobre todo si es turístico, más posibilidades hay de que te roben sin que te enteres. Este es el lado malo de viajar, que muchas veces los turistas somos un blanco fácil. Estamos en un lugar desconocido y además un poco despistados mirando alrededor. Ten a buen recaudo la cartera y sobre todo la documentación. Fastidia que te roben dinero, pero que te roben el pasaporte, tener que denunciar y tramitar uno temporal para poder regresar, es mucho peor.

No tener sentido común

Viajar nos vuelve valientes, pero por favor que la sensatez no te abandone. No hagas nada que no harías en tu país. Disfruta del viaje y de las experiencias pero siempre con cabeza. Si no harías un escándalo público en tu ciudad, tampoco lo hagas en la ciudad de otros. No tires basura en el mar o en la naturaleza, ¡ni en cualquier sitio que no sea una papelera! Sé natural y divertido pero sobre todo sé respetuoso. Es realmente satisfactorio dar una imagen bonita al resto del mundo de tu país y cultura.

No integrarse en la cultura

Está claro que si vas a otro país, vas a sufrir un choque cultural. Diferente idioma, nuevos sabores, otra religión… Pero distinto no es sinónimo de mejor ni de peor, así que no infravalores la cultura de otro país. Para disfrutar de ese cambio, lo mejor es integrarse, probar platos locales, aprender algunas palabras básicas como “hola” o “gracias” en el idioma del país en cuestión… Son gestos que parecen insignificantes pero que valoran mucho. Si para acceder a un recinto se pide un código de vestimenta, hay que respetarlo. Y si ves a un persona con ropa diferente, no le hagas fotos cual paparazzi. Sé discreto.

Hanoi 2 Comida

Esto son sólo unas pequeñas pautas que todo buen viajero ya tiene en cuenta. Seguro que muchas de ellas sin darte cuenta ya las estás haciendo. Algunas son para nuestro propio beneficio y bienestar, pero otras también importantes, son para fomentar el turismo responsable.

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *